Novia de la supuesta víctima de Julius Jones pide indulgencia porque no hay suficientes evidencias del caso

·6  min de lectura

El recluso condenado a muerte de Oklahoma, Julius Jones, es un "ser humano" que merece la "misericordia" de las autoridades estatales, expresó la novia del asesinado Paul Howell a una junta de apelaciones el lunes, argumentando que hay suficientes dudas sobre cómo el caso de asesinato de alto perfil de Howell fue investigado y procesado para evitar la próxima ejecución de Jones por el crimen.

Jones está programado para ser ejecutado el 18 de noviembre por el asesinato en 1999 de Paul Howell, un hombre de negocios en los suburbios de la ciudad de Oklahoma, y ha mantenido su inocencia durante las últimas dos décadas, alegando mala conducta policial y un juicio racista apresurado y rápidamente ganando el apoyo del público en los últimos años. El lunes, hizo un último llamamiento a las autoridades de libertad condicional de Oklahoma para obtener el indulto del gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt.

Connie Ellison, la novia de Howell en el momento del asesinato, declaró que voluntariamente se arriesgó a destruir su relación con la familia Howell para testificar en la defensa de Jones en la apelación.

“Hay demasiadas preguntas y demasiadas dudas sobre la culpabilidad de Julius como para permitir que el estado de Oklahoma lo ejecute en poco más de 2 semanas”, expuso a la Junta de Indultos y Libertad Condicional de Oklahoma el lunes por la mañana, reprimiendo las emociones. “He experimentado ambos lados de este caso, y creo en mi corazón que Julius Jones no merece la muerte a manos de otros seres humanos que incluso podrían tener sus propias dudas. Sería un error catastrófico ejecutar a un hombre cuya culpa no es concluyente. Creo que Paul Howell no querría eso, y yo tampoco".

(La familia Howell discute la naturaleza de la relación de Ellison y Howell).

Ellison habló de cómo ella no es miembro del creciente movimiento "Justicia para Julius", y no necesariamente está de acuerdo con que Jones sea un hombre inocente. En cambio, relató una emotiva visita a Jones en el corredor de la muerte en la Penitenciaría del Estado de Oklahoma convencida de que su ejecución no estaba justificada.

"Julius es, por lo menos, un ser humano … Aunque sé que perdería mi preciada amistad con Megan [, la hermana de Howell] y la familia Howell, tuve que decir mi verdad hoy", reveló. “Amaba y apreciaba profundamente a Paul Howell, y todavía estoy atormentada por su trágica muerte. Estoy aquí hoy para pedir piedad”.

La familia Howell argumenta que múltiples tribunales, así como su propia experiencia de primera mano, señalan correctamente a Jones como el asesino. Más que eso, la familia Howell contó en la sala de audiencias el lunes que se sienten como si fueran víctimas de "gaslighting" de celebridades como Kim Kardashian y legiones de activistas que se han puesto detrás de Jones, un hombre que aseguran es similar a un sociópata por su falta de empatía.

Leer más: Huma Abedin revela que el escándalo sexual de Anthony Weiner le costó la presidencia a Hillary Clinton

“Es doloroso y continuamente estamos siendo revictimizados”, manifestó Moegan Tobey, hermana de Paul Howell, a la junta de apelaciones. “Necesitamos que esto termine por nuestra familia. Necesitamos que Julius Jones sea responsable”.

"Miré y vi a Julius Jones caminando hacia el auto", contó Rachel Howell, la hija de Paul Howell, a las noticias locales a principios de este año. “Lo vi caminando hacia el auto, recuerdo que lo saludó. Soy una niña, no sé lo que va a pasar. Literalmente le disparó a mi papá en la cabeza y no dijo una palabra".

El estado de Oklahoma también defendió su enjuiciamiento de Jones, señalando que la evidencia de ADN, los múltiples testigos oculares y los antecedentes penales extensos y a veces violentos de Jones sugieren que cometió el asesinato de Paul Howell.

"La narrativa que Jones y su equipo de defensa han alimentado a los medios de comunicación es absolutamente falsa", sostuvo un funcionario de la Oficina del Fiscal General de Oklahoma durante la audiencia. “El jurado lo hizo bien. Se debe negar la clemencia".

Los defensores públicos de Jones, mientras tanto, argumentan que el jurado no podría estar más lejos de la razón. Dicen que Jones tiene una coartada sólida la noche del asesinato, y que los miembros del jurado no fueron informados de detalles clave, como cómo el caso del estado se basó en el testimonio de informantes profesionales que estaban involucrados en el complot de robo de auto subyacente donde el se produjo el asesinato del señor Howell.

“Simplemente no hay forma de ver todas las pruebas en este caso y concluir que el sistema funcionó para producir un resultado justo o que su juicio fue justo”, señaló la abogada Amanda Bass.

Jones es parte de una demanda generalizada contra el sistema penitenciario de Oklahoma, que afirma que el protocolo de ejecución por inyección letal del estado es inconstitucional y cruel, que causa dolor y sufrimiento innecesarios antes de la muerte. Un tribunal federal ha establecido un juicio en la demanda para febrero de 2022, pero el estado de Oklahoma apeló hasta el final a la Corte Suprema de los EE. UU. para obtener permiso para comenzar a ejecutar a los reclusos con inyección letal de todos modos, incluidos aquellos que son parte de la demanda.

La semana pasada, el estado reanudó la ejecución de las sentencias de muerte, y John Marion Grant marcó la primera ejecución del estado en seis años, después de que una serie de ejecuciones fallidas llevaron a una moratoria temporal. Los críticos mencionaron que Grant sufrió visiblemente durante la ejecución, vomitando y retorciéndose de dolor, lo que demuestra que el estado aún no ha aprendido la lección.

“El protocolo de inyección letal de Oklahoma equivale a tortura y experimentación humana”, expresó la hermana Helen Prejean, activista de la pena de muerte. “En casi 40 años trabajando contra la pena de muerte, nunca he oído hablar de una persona que haya vomitado mientras es ejecutada”.

Un portavoz del Departamento de Correccionales de Oklahoma se negó a responder preguntas detalladas sobre la ejecución de The Independent, pero dijo: "La ejecución del recluso Grant se llevó a cabo de acuerdo con los protocolos del Departamento de Correccionales de Oklahoma y sin complicaciones".

Julius Jones es el próximo recluso que será ejecutado, y la audiencia de indulto del lunes marca su última oportunidad de apelación, habiendo agotado todas las demás opciones legales. Será su primera oportunidad en dos décadas de hablar directamente con las autoridades en un entorno legal, luego de que su equipo de defensa pública le recomendó que no tomara el estrado durante su juicio por asesinato original.

“Me duele un poco que la gente pueda simplemente colgar la vida de alguien así”, reveló a The Independent la semana pasada Jabee Williams, organizador de Justice for Julius y amigo de la familia Jones. “Va a volver a ser humano cuando llegue a hablar. Es difícil para una persona cometer un acto de cualquier tipo (violencia, asesinato, muerte) con alguien a quien ve como humano, a menos que sea malvado. En ese momento, cada vez que él habla y ellos entienden que es humano y que tiene algo que ofrecer al mundo, creo que eso cambiará los corazones de tanta gente".

Relacionados

Dos neonazis enfrentarán una condena de nueve años por complots terroristas contra gobierno de Estados Unidos

Mujer apuñala hasta la muerte a su marido, asegura que soportó años de abuso de su pareja

Nicholas Cruz se declarará culpable del tiroteo en Parkland para evitar la pena de muerte, asegura un abogado

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.