Las notificaciones del móvil trastocan tu cerebro... pero hay soluciones interesantes

·4  min de lectura
El exceso de notificaciones procedentes de nuestros móviles se traducen en ansiedad, problemas de atención y pérdida de eficacia en el trabajo
El exceso de notificaciones procedentes de nuestros móviles se traducen en ansiedad, problemas de atención y pérdida de eficacia en el trabajo

Históricamente no hay muchos desarrollos que hayan logrado desplegar un impacto tan profundo, tan universal y de una manera tan rápida como el teléfono móvil. En apenas unas décadas este dispositivo ha sustituido a docenas de tecnologías que ahora, reunidas, ampliadas y mejoradas, se concentran en un único lugar al que acudimos constantemente. Para informarnos, para comunicarnos, para trabajar, para divertirnos, para grabar o fotografiar, para navegar, en realidad para todo… y esta enorme versatilidad no solo es su principal ventaja, también es su gran inconveniente.

La literatura científica de los últimos años está repleta de trabajos científicos que muestran cómo el móvil influye en multitud de aspectos psicológicos como nuestro propio comportamiento, la atención o la memoria. Contamos con estudios que lo relacionan con la depresión y la ansiedad, e incluso existen publicaciones que lo vinculan con síntomas asociados al trastorno por déficit de atención con hiperactividad o TDAH.

Se estima que recibimos una media de 60 a 80 notificaciones diarias, en muchos casos esa cifra puede elevarse y superar fácilmente las 200 entre los usuarios más asiduos. Un flujo continuo de pitidos, sonidos y alertas que trastocan nuestra limitada capacidad mental y nos obligan a un esfuerzo extra para cambiar de actividad, nos hacen más susceptibles a las distracciones y alteran el rendimiento en el estudio o en el trabajo.

Un estudio publicado hace solo unos días en el Journal of Behavioral and Experimental Economics llevó a cabo un experimento con 188 estudiantes universitarios a los que se dividió en tres grupos distintos que recibieron notificaciones en su móvil cada minuto, una vez cada tres minutos o tenían el móvil en silencio mientras completaban un cuestionario. Los resultados son fácilmente entendibles: las respuestas de aquellos estudiantes que recibieron mensajes con mayor frecuencia indicaban que experimentaron niveles más altos de impulsividad, falta de atención y estrés que los otros grupos.

Esta publicación se une a otras tantas que apuntan a que estas frecuentes interrupciones procedentes de nuestro móvil desbordan nuestra carga cognitiva y la cantidad de información que somos capaces de procesar de manera eficaz… pero también nos dan una pista de cual podría ser la solución. Parece claro que la desconexión total no es factible, pero en los resultados de estas investigaciones aparece una alternativa interesante y eficiente:

NOTIFICACIONES POR LOTES

En 2019 un equipo de investigadores de las Universidades de Duke y Georgetown en EEUU publicaron un estudio en Computers in Human Behavior en el que también dividieron a 237 voluntarios en tres grupos diferentes. En este caso las notificaciones del teléfono móvil llegaban agrupadas en lotes tres veces al día, cada hora o sin ningún lote. Los resultados fueron muy claros: el grupo que recibió sus notificaciones agrupadas en lotes tres veces al día afirmó sentirse más productivo, más atento, de mejor humor y con mayor control sobre sus teléfonos. Po otro lado, los sujetos dentro de los grupos con notificaciones demasiado frecuentes o en el grupo que no agrupó sus notificaciones en lotes confesaron experimentar más ansiedad y miedo a perderse algo (un síndrome conocido como FOMO -siglas de 'Fear of missing out-, un tipo de ansiedad causada por la sensación de que algo importante está pasando y que tú te lo estás perdiendo).

Este estudio de 2019 se tituló “El procesamiento por lotes de notificaciones en smartphone puede mejorar el bienestar” y sus conclusiones no fueron casuales… un nuevo trabajo publicado hace tan solo unas semanas confirma aquellos resultados de funcionamiento en el correo electrónico, otra tecnología que constantemente demanda de nuestra atención.

Actualmente existen alternativas para limitar las notificaciones a determinadas horas en tus dispositivos móviles pero, a la luz de los estudios más recientes, no estaría nada mal que las grandes tecnológicas empezaran a considerar incluir una opción en sus dispositivos que permitiera a los usuarios recibir las notificaciones en lotes… yo sin duda activaría esta opción muchos días.

Más noticias y artículos interesantes sobre tecnología:

Referencias científicas y más información:

Wijngaards, Indy, et al. “For Whom and under What Circumstances Does Email Message Batching Work?» Internet Interventions, marzo de 2022, ScienceDirect, DOI:10.1016/j.invent.2022.100494.

Fitz, Nicholas, et al. “Batching Smartphone Notifications Can Improve Well-Being”. Computers in Human Behavior, Science Direct DOI:10.1016/j.chb.2019.07.016.

Molly Glick “Phone Notifications Are Messing With Your Brain” Discover Magazine

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.