Notario acusado de despojo "agradece" judicialización en su contra

OAXACA, Oax., enero 13 (EL UNIVERSAL).- El notario público número 135, Jorge Alberto Merlo Gómez, aseguró que es el "más agradecido" de que la Fiscalía General del Estado (FGEO) haya judicializado la carpeta de investigación en su contra, porque eso le dará la oportunidad de defenderse.

En la carpeta de investigación, la fiscalía de Oaxaca acusa al fedatario de ser responsable de los delitos de fraude maquinado, falsificación de documento y uso de documento falso, en contra de los hermanos Gómez Conzatti.

"Realmente, el más agradecido que se haya judicializado la carpeta soy yo porque realmente estos señores han estado usando la denuncia que hacen, como una herramienta solamente para difamarme y ofenderme a mí y a mi familia y a personas cercanas a mí.

"Para mí lo mejor es que sea la autoridad judicial quien decida porque, como no he cometido ningún delito y como no hice nada de lo que ellos me acusan, no le veo ningún problema en acudir a alguna audiencia de control a defenderme en una situación de paridad", declaró Jorge Merlo a EL UNIVERSAL.

Y agregó que anteriormente solicitó intervención durante mucho tiempo en la carpeta de investigación, pero que, por las "presiones mediáticas" de los hermanos Gómez Conzatti, la fiscalía nunca se lo permitió y más aún cuando era fiscal general Rubén Vasconcelos Méndez.

"Cuando estaba el exfiscal Rubén Vasconcelos, que había un sesgo total a favor de ellos y en contra mía, derivado de un caso donde, cuando yo litigaba, dejé en ridículo al fiscal Rubén Vasconcelos".

Recalcó que no le asusta la judicialización en su contra porque no cometió ningún delito: "¿Cómo voy a defraudar a unas personas, cuando mi padre me escrituró esas propiedades, fue en el 2010 y ellos se dicen dueños hasta el 2012", cuestionó?

El notario afirmó que hay muchos temas que en la audiencia de control se van a debatir y no le ve ningún problema. "Al contrario", dijo, "estoy agradecido que la fiscalía haya tenido el valor de judicializar el asunto".

¿Pero la fiscalía lo acusa a usted?

El fedatario respondió que la fiscalía se dejó "guiar" por las presiones mediáticas sobre el tema y sostuvo que la única víctima es su abuela Victoria Conzatti, de 104 años de edad y a quien, afirmó, Caleb Gómez y sus dos hermanos le roban las rentas de un edificio que está sobre la calle de Morelos número 900, con las que se sostiene su abuela.

Jorge Merlo también se deslindó de las acusaciones en su contra que lo señalan como uno de los autores de la supresión de identidad de los hermanos Gómez Conzatti en el Registro Civil de Oaxaca, de la desaparición de las propiedades de los hermanos en el Registro Público de la Propiedad y de otras actuaciones de diferentes dependencias públicas del gobierno del estado y del ayuntamiento de la ciudad de Oaxaca.

"Yo sí ahí, lo he repetido y lo digo abiertamente, ese es un tema muy ajeno a mí y a mi familia. Nosotros no tenemos nada que ver en cómo se llaman, en cómo los registraron. A nosotros no nos beneficia y a mí en lo personal no me beneficia ni cómo se llamen ni quien sea su padre.

"Soy una persona que tiene 47 años de edad, entonces, saber que mi padre tuvo hijos fuera del matrimonio, si es que son de mi padre, realmente no me tiene porqué afectar. Entonces es un problema de identidad o si estuvieron mal registrados, es un problema de los señores, no de mi familia. Ahí es algo que no tengo nada que ver".

Merlo Gómez reiteró que se siente agradecido que se haya judicializado la carpeta. "Para tener la oportunidad de defenderme en una audiencia y de una vez por todas demuestre mi inocencia y pueda acabar con la ola de difamaciones y denostaciones que han hecho estos hermanos, que no saben ni quién es su papá", declaró.