Según una nota de The Washington Post, Javier Milei “podría ser el próximo presidente de la Argentina”

·4  min de lectura
El artículo que publicó The Washington Post donde presenta como un posible presidente argentino a Javier Milei
Captura

El diputado nacional Javier Milei ya reveló que competirá para llegar a la Casa Rosada el próximo año y hoy tuvo su lugar en The Washington Post. Según una nota publicada en el influyente diario estadounidense, donde el periodista financiero David Feliba presenta al político, Milei “podría ser el próximo presidente de la Argentina”.

Además de contar que desde que asumió el cargo en el Congreso en diciembre, ya 2,4 millones de argentinos se registraron para tener la chance de ganar su sueldo en sorteos que se transmiten por las redes sociales, el periodista de The Washington Post plantea: “El político anteriormente oculto, cuyas ideas están en su mayoría por fuera de la política tradicional, es el candidato que lidera las primeras encuestas para las elecciones presidenciales del próximo año, con el apoyo de votantes de todo el espectro”.

El artículo titulado Él sortea su salario, él podría ser el próximo presidente de la Argentina, consigna que cuando Milei se postuló para llegar al Congreso el año pasado, hizo propuestas con las que parecía “improbable ganar muchos votos” en la Argentina -a la que llama una “nación sudamericana históricamente derrochadora”-. Nombraron, entre ellas, que “rompería la clase dirigente”, que haría recortes en el Gobierno, que eliminaría el Banco Central y, como destacada, la intención de sortear su sueldo por ser -según el economista liberal- “plata sucia” que “la casta política se robó”. Una idea que según The Washington Post “tuvo su impacto”.

Asimismo, la nota -que cita a encuestadores argentinos- les cuenta a los lectores sobre la polarización entre “el peronismo” del actual presidente Alberto Fernández y la “coalición de centroderecha” del antes mandatario Mauricio Macri. “Los analistas dicen que el ascenso de Milei sugiere una nueva apertura a una tercera vía entre los asediados argentinos”, remarca.

“Como presidente, dice Milei, reduciría drásticamente los gastos para bajar los impuestos. Fortalecería los lazos con Estados Unidos y otras potencias occidentales, y obtendría el apoyo de aliados que se oponen a las ideas de la izquierda que ahora está surgiendo en la región”, describe el periodista, que también cita una declaración que el mismo Milei concedió a The Washington Post. “América Latina tiene una salida solo si abraza las ideas de libertad otra vez”, aseguró el diputado nacional a ese medio, además de remarcar que “se cortaría el brazo antes de subir los impuestos”.

“Tal vez Milei es el miembro más radical de un grupo de libertarios que lograron avances en las elecciones intermedias de 2021. Fue la primera vez en décadas que la filosofía de un gobierno limitado en su poder atrajo un apoyo considerable, una sorpresa en un país gobernado durante mucho tiempo por variantes del peronismo de izquierda”, sostiene el periodista.

Agrega, además, cómo la economía influyó sobre la mayor injerencia del economista liberal en el terreno político: “El ascenso de Milei se vio favorecido por sentimientos generalizados de pesimismo y apatía. El país llegó a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar el último de una serie de defaults, pero la inflación mensual del 6,7% en marzo sugiere que las presiones sobre los precios solo están empeorando. Las encuestas indican que la mayoría de los argentinos piensan que la economía estará peor dentro de un año y suponen que sus hijos estarán peor en el futuro”.

La nota también cuenta que Milei obtuvo apoyo entre los argentinos de bajos ingresos -”una base confiable del peronismo”- y hace énfasis en el apoyo que recibe de los jóvenes. “Atrae multitudes en conferencias públicas y en las redes sociales, donde los influencers difunden y amplifican sus ideas”, consigna The Washington Post.

A pesar de todo, el artículo repara en que “no está claro si el apoyo a Milei se mantendrá hasta las elecciones de octubre de 2023″ y en ese sentido plantea: “La economía podría estabilizarse. Su manera agresiva y abrasiva podría desgastarse. La economía podría mejorar”.

La nota finaliza con el testimonio de Martín De Bernardis, un votante de 24 años desencantado, que optó por Macri en 2015 y por Fernández en 2019. Este argentino que trabaja en una compañía de seguros y que evalúa irse del país, afirma a The Washington Post: “No veo un futuro para mí en la Argentina. Los políticos solo se acuerdan de nosotros cuando es hora de votar. Para mí, es Milei o un pasaje de ida. Él es mi última esperanza”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.