Dan a conocer una nota escrita en un papiro de más de 2700 años de antigüedad

·3  min de lectura
“Este papiro es único, extremadamente raro”, dijo Eitan Klein, subdirector de la Unidad de Prevención de Robo de la Autoridad de Antigüedades de Israel
“Este papiro es único, extremadamente raro”, dijo Eitan Klein, subdirector de la Unidad de Prevención de Robo de la Autoridad de Antigüedades de Israel - Créditos: @Agencia AFP

Una nota en hebreo antiguo escrita en un papiro de hace 2.700 años, un documento excepcional que llegó recientemente a Jerusalén tras ser descubierto en Estados Unidos, fue presentada este miércoles por la Autoridad de Antigüedades de Israel. “Este papiro es único, extremadamente raro”, dijo Eitan Klein, subdirector de la Unidad de Prevención de Robo perteneciente a esa institución, en diálogo con la agencia AFP.

Escrito en el paleohebreo que se usaba en la época de Primer Templo, el fragmento de la carta consta de cuatro líneas que comienzan con “A Ismael envía”, con el resto de las palabras incompletas, según las imágenes que se difundieron.

 La autenticidad y la edad del papiro se determinaron mediante datación paleográfica y de carbono 14
La autenticidad y la edad del papiro se determinaron mediante datación paleográfica y de carbono 14 - Créditos: @Agencia AFP

De acuerdo a lo explicado por Klein, en la Edad del Hierro, los hebreos usaban fragmentos de arcilla para garabatear notas breves, así como pieles de animales para las escrituras, mientras que el papiro se reservaba para la correspondencia oficial.

Las alternativas que se debaten en Chile para seguir el proceso constitucional

“No sabemos exactamente qué se envió ni adónde”, dijo, por su parte, Joe Uziel, director de la Unidad de Pergaminos del Desierto de Judea perteneciente a esa institución. La autenticidad y la edad del papiro se determinaron mediante datación paleográfica y de carbono 14, precisó Uziel, y señaló el temor que tienen los investigadores a sacar el papiro del marco. “Usó pegamento adhesivo, lo pegó y luego lo enmarcó”, dijo el especialista. “Quitarlo en realidad causará más daño”, añadió.

El dueño del fragmento, un hombre oriundo del estado de Montana, en los Estados Unidos, lo había heredado de su difunta madre
El dueño del fragmento, un hombre oriundo del estado de Montana, en los Estados Unidos, lo había heredado de su difunta madre - Créditos: @Agencia AFP

El dueño del fragmento, un hombre oriundo del estado de Montana, en los Estados Unidos, lo había heredado de su difunta madre, que en 1965 lo compró o lo recibió como regalo de Joseph Saad, curador del entonces Museo Arqueológico de Palestina. La mujer lo había enmarcado y lo había colgado en una pared de su casa.

Una mansión de 1200 años

El papiro revelado hoy se suma a otro hallazgo que también tuvo lugar en Israel, cuando el mes pasado arqueólogos de ese país revelaron los vestigios de una mansión de 1200 años de antigüedad en el desierto del Néguev, no lejos de donde había sido hallada una mezquita del mismo periodo.

Descrita como una “lujosa vivienda rural” por la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI), esta edificación tenía un vestíbulo con suelo de mármol y paredes decoradas con frescos.

Encuentran mansión de 1,200 años de antigüedad en el desierto del Néguev
Encuentran mansión de 1,200 años de antigüedad en el desierto del Néguev

Se trata de la primera edificación de este tipo hallada en el desierto de Néguev, que ocupa más de un tercio del país, según el organismo. La casa también tenía bóvedas “subterráneas, únicas e impresionantes, que prueban los medios (económicos) que tenían los propietarios”, añadió.

“Un rico terrateniente pudo haber vivido en la finca con vista a las granjas en el norte de Néguev”, según los arqueólogos Oren Shmueli, Elena Kogan-Zehavi y Noe D. Michael, quienes creen que las ruinas datan de los siglos VIII o IX, el inicio de la era islámica.

“Esta propiedad de lujo” es la “primera de ese tipo hallada en el Néguev”, señaló la autoridad de Antigüedades. En junio, el organismo anunció que había exhumado en un mismo sector los vestigios de una de las mezquitas rurales más antiguas de mundo, datada de la misma época que la mansión, dando testimonio de la expansión del islam en esa región.