¿Quién es Nostradamus, el profeta de hace 500 años que sigue vigente?

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 27 (EL UNIVERSAL).- Cuando está por terminar un año es común escuchar predicciones de los sucesos a nivel mundial que marcarán el siguiente año, esto a partir de lo planteado por Nostradamus, que vivió de 1503 a 1566, en Francia, pero que a 500 años, sus planteamientos aún son tomados en cuenta.

"Michel de Nostradamus, el vidente más renombrado y famoso de cuantos han sabido interpretar los astros, nació en Saint-Rémy de Provence, sur de Francia, el año de gracia de 1503, un jueves 13 de diciembre, hacia el mediodía", escribió Jean-Aimes de Chavigny, magistrado de la ciudad de Beaune, doctor en Derecho y Teología, quien vivió en la época de Nostradamus.

Su padre fue "Jaime de Nostredame, notario de aquel lugar; su madre fue Renée de Saint-Rémy, sus abuelos paternos y maternos eran profundos conocedores de las ciencias matemáticas y de la medicina".

De acuerdo con el magistrado y con algunas versiones de la época, la familia de Nostradamus "era de origen judío, de la tribu de Isacar, convertidos al cristianismo. Y de ahí que atestigüe nuestro autor haber recibido directamente de sus abuelos el conocimiento de las ciencias matemáticas; y en el prólogo de sus Centurias él mismo afirma que ellos le transmitieron el don de predecir el futuro".

Nostradamus contrajo matrimonio en dos ocasiones, la primera su esposa y dos hijos fallecieron. La segunda vez lo hizo en Salonde-Crau, pequeña ciudad que dista de Aix una jornada de camino hasta Aviñón y media jornada hasta Marsella, donde "previendo los grandes cambios y las trágicas convulsiones que perturbaron luego y revolvieron a toda Europa, las sangrientas luchas civiles y los desgraciados acontecimientos que iban a precipitarse sobre Francia, comenzó, lleno de una exaltada inspiración a invadido de un frenesí irresistible, la redacción de las Centurias".

Jean-Aimes de Chavigny señaló que Nostradamus mantuvo sus "centurias y presagios" en secreto, porque temía por las consecuencias que pudiera generarle, pero más tarde las dio a conocer.

"El rumor que suscitaron inmediatamente fue grande y corrió su fama de boca en boca, no sólo entre nosotros, sino también entre los extranjeros que sintieron por el vidente y por su obra una extraordinaria admiración. Esta fama impresionó tanto al poderoso Enrique II, Rey de Francia, que éste, en el año de gracia de 1556, mandó llamar al vidente a la Corte. Después de que revelara un cierto número de acontecimientos importantes que habían de suceder, recibió numerosos presentes y se volvió a su Provenza natal. Algunos años más tarde, concretamente en 1564, visitando Carlos IX las provincias y habiendo concedido la paz a las ciudades que contra él se habían revelado, vino a Salon y no quiso dejar de visitar al profeta e insigne héroe, mostrándose para con él tan generoso, que lo honró con el cargo de consejero y le nombró médico suyo en la Corte", indicó el magistrado.

Nostradamus falleció a las 62 años y "Sobre su sepulcro se esculpieron las palabras de un epitafio, compuesto a imitación del de Tito Livio, historiador romano; epitafio que hoy puede todavía verse en la Iglesia de los Cordeleros de Salon, en la que, con grandes honores, fue enterrado el cuerpo de Nostradamus. La inscripción está en latín; traducida dice lo siguiente:

"Aquí descansan los restos mortales del ilustrísimo Michel de Nostradamus, el único hombre digno, a juicio de todos los mortales, de escribir con pluma casi divina, bajo la influencia de los astros, el futuro del mundo".

Sin embargo, algunos analistas de la obra de Nostradamus consideran que algunas tendrán lugar en 2022, como son la muerte de un jefe de Estado, la caída de la Unión Europea y problemas a causa del cambio climático.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.