Nostalgia y lágrimas provoca Napoleón en el Auditorio Nacional

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 11 (EL UNIVERSAL).- "De vez en vez" fue la primera canción que se escuchó en el Auditorio Nacional anoche, cuando entre aplausos y gritos recibieron a Napoleón. "Gracias muchísimas gracias por tanto, qué maravilla estar aquí ante todos ustedes, la palabra gracias es muy cortita, pero se los agradezco con todo mi corazón", dijo el cantante en medio de las ovaciones en las que el público se puso de pie.

Al interpretar su canción "Quisiera" la noche se llenó de nostalgia pues es una canción que casi no interpreta y que en sus propias palabras "Quisiera que llegará a todos ustedes". Con una calidez en sus letras, así como la iluminación con colores cálidos y tenues, la noche alojó a un Auditorio Nacional completamente lleno. "Esta noche, en este maravilloso recinto, agradezco muchísimo, ustedes son los que hicieron posible todo esto", expreso el cantante. Napoleón recordó sobre el escenario a sus amigos José José y a Juan Gabriel, hizo el recuento del largo camino que ha recorrido y su trayectoria musical.

"'Después de tanto', y aunque ya pasaron 40 años la escribí cuando andaba viviendo la vida, recuerdo que cante aquí con nuestro amigo Alberto Aguilar”, dijo Napoleón. El intérprete de 73 años compartió que se llevaba tan bien con Juan Gabriel que su canción tenían planes de grabar juntos el tema "Después de tanto", Juan Gabriel le dejó la voz grabada, pero ciertas personas impidieron que esto se llevara a cabo.

Un momento emotivo

El momento cumbre de la velada fue cuando el cantante interpretó "Eres", canción que hizo que el Auditorio vibrara entre los coros, los asistentes gritaron a todo pulmón. Napoleón hizo explotar de alegría nuevamente a los asistentes al interpretar su éxito "Ella se llama Martha"; entre lágrimas el público cantó "Sin tu amor", tema que compuso a su madre mientras ella estaba en la sala de un quirófano apunto de ser operada, platicó el artista. "Quiero recordar un par de canciones con las que yo inicié y si me lo permiten se las quiero interpretar", expresó.

De una manera acústica solo con el acompañamiento de una guitarra y con las luces tenues interpretó "El Grillo". La sorpresa de la noche fue cuando Napoleón presento a su hijo Christian sobre el escenario y todo el ambiente cambió de la nostalgia al reventón, pues su hijo entró con mucho ánimo a prender al público.

"Esto es un sueño cumplido, muchísimas gracias a todos y quiero cantarles una canción que le escribí a una de las dos personas más importantes de mi vida, una canción que le escribí a mi padre", dijo el joven cantante. Un momento muy patrio se vivió cuando al ritmo del mariachi, Napoleón interpretó "Pelea de Gallos" y "Recuerdo Apagado", así como "La feria de ferias".

Entre canciones, los recuerdos del ayer se hicieron presentes, el intérprete recordó que cuando era joven cantaba en los camiones de Insurgentes, era su comienzo. "Me acuerdo que cantaba y la gente volteaba a verme y le gustaba, lo más que junté fueron 19 pesos que en esos tiempos eran mucho". El cierre de la velada se dio con el tema "Vive", el público acompañó la letra de la canción con las luces de sus celulares; Napoleón agradeció y se despidió de su público capitalino. "Siempre donde quiera que esté mientras esté, voy a recordar muchas cosas de ustedes, hasta siempre", expresó.