Noruega pide a sus estudiantes que no practiquen sexo en las rotondas

En Noruega existe una tradición en la que los alumnos de instituto celebran su graduación durante un mes de fiestas encadenadas, alcohol a mansalva y rituales de todo tipo y condición. Algunos son más ‘inofensivos’ como pintar los coches de azul o rojo y otros, como pasearse desnudos por los puentes o practicar sexo en las rotondas, pueden suponer un problema para la seguridad vial. De ahí que las autoridades hayan intervenido pidiendo moderación.

‘No al sexo en las rotondas’. Así se titula el comunicado enviado por la Administración de Carreteras Públicas de Noruega que dirige Terje Moe Gustavsen, antiguo ministro de transporte. Un titular que además de llamativo es literal, porque lo de dar rienda suelta a la pasión en las rotondas no es una metáfora, sino una realidad que se da año tras año y que supone un peligro para la seguridad vial porque distrae a los conductores y puede provocar accidentes.

“Todos entienden que estar dentro y alrededor de las rotondas supone un peligro para el tráfico”, ha asegurado Terje Moe Gustavsen, quien añade que lo de correr desnudos por los puentes tampoco es buena idea. “Puede que no sea tan peligroso para alguien estar sin ropa en un puente, pero los conductores pueden llevarse una gran sorpresa y olvidarse por completo de que están manejando”, argumenta.

El aviso enviado a los estudiantes desde la Administración de Carreteras Públicas noruega tiene que ver con el Russ, que ha dado hoy su pistoletazo de salida y finalizará el próximo 17 de mayo, coincidiendo con la fiesta nacional. Se trata de un periodo de cuatro semanas en el que los estudiantes del instituto celebran su graduación. Fiestas y más fiestas, alcohol y, como indican en Euronews, a veces también algún que otro reto para la moral pública como los mencionados en el comunicado.

Las autoridades Noruegas han pedido a sus estudiantes que no celebren su graduación practicando sexo en las rotondas por el peligro de distracción que supone para los conductores. (Foto: REUTERS/Mariana Bazo)