Noruega inicia cacería de ballenas con una escasa demanda

COPENHAGUE (AP) — Noruega comenzó el sábado su temporada anual de caza de ballenas, seis meses en los que se podrán capturar 999 rorcuales aliblancos, en comparación con 880 de 2016.

Sin embargo, las cuotas nunca se completan debido a la escasa demanda —que en los últimos años ha oscilado entre el 30% y el 60% del total permitido— y a que la industria ha visto menguar sus filas por la jubilación de balleneros.

La Comisión Internacional de Caza de Ballenas impuso un veto sobre la caza comercial de estos animales en 1986, pero Noruega se opuso.

Greenpeace describió la industria ballenera noruega como "agonizante" y reiteró sus reproches a Oslo por incumplir el acuerdo internacional.

Las autoridades noruegas estiman que hay más de 100.000 rorcuales aliblancos del Atlántico Norte —una especie no amenazada— en aguas de Noruega, donde tienen lugar las cacerías.