Noruega, "escéptica" con la limitación del precio del gas

·1  min de lectura

El gobierno de Noruega, que ha sustituido a Rusia como principal proveedor de gas natural de Europa, se mostró el lunes "escéptico" ante la limitación del precio máximo del gas que propone una mayoría de miembros de la Unión Europea (UE).

"Abordamos las discusiones con un espíritu abierto, pero somos escépticos respecto a un precio máximo del gas", dijo el primer ministro Jonas Gahr Store en una declaración tras una llamada telefónica con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

"Un precio máximo no cambia la cuestión fundamental de que hay escasez de gas en Europa", añadió.

Los ministros europeos de Energía reunidos el viernes en Bruselas se mostraron favorables a una serie de medidas para combatir la subida de los precios del gas y la electricidad.

La Comisión Europea propuso limitar el precio del gas importado de Rusia mientras que varios Estados miembros, entre ellos Italia, piden que se limite el precio de todo el gas que compran los estados de la UE, incluido el gas natural licuado (GNL).

Noruega, un país que no es miembro de la UE y que se ha beneficiado de la subida de los precios tras la invasión rusa de Ucrania, ha mantenido hasta ahora un perfil bajo en esta cuestión, prefiriendo dejar que las compañías petroleras y de gas negocien sus propios contratos.

El país escandinavo sustituyó recientemente a Rusia como primer proveedor de gas de Europa debido a la caída de las entregas rusas y al aumento del 8% de sus propias entregas.

phy/pc/mb