Norte vs. Sur: en México hablan de "la venganza de la Concacaf contra la Conmebol"

LA NACION

Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol y Carlos Cordeiro, presidente de la Federación de fútbol de Estados Unidos (US Soccer)

La posibilidad de que los equipos la Liga MX y los de la MLS se sumen a la Copa Libertadores parece diluirse, según consigna el sitio mexicano Medio Tiempo. Y van más allá: "La Concacaf encontró muy rápido su venganza en contra de la Conmebol". El motivo de la bronca y de la decisión de la confederación del norte del continente sería la negativa de los sudamericanos de jugar la Copa América de 2020 en Estados Unidos.

"La Confederación del Norte se negó a que los equipos de la MLS y de la Liga MX jugaran la Copa Libertadores cuando la negociación estaba cerca de firmarse. Esta decisión de Concacaf molestó demasiado a las autoridades sudamericanas porque ellos contaban con estos equipos para elevar el premio económico. Incluso ya tenían el aval de los equipos brasileños y argentinos, que eran los que menos querían que se invitara a los equipos de la Concacaf por las distancias que había para viajar a los partidos", destacan en Medio Tiempo. Aunque esperan cierto acercamiento en el futuro próximo: "Estos roces deberán encontrar pronto una solución porque la FIFA tiene contemplada juntarlas en caso de que se juegue la Copa del Mundo con 48 selecciones, así que estas diferencias no le vendría nada bien a la competencia".

Por su parte, Yon de Luisa, presidente de la Federación Mexicana de fútbol, habló en los últimos días sobre la posibilidad que representantes del fútbol azteca retomen su participación en los torneos que organiza la Confederación Sudamericana de Fútbol. "Deportivamente hemos mostrado interés, pero mientras no exista un acuerdo entre Conmebol y Concacaf, nosotros no podremos participar en torneos que no sean de la Concacaf. Creo que hay méritos suficientes, hay puntos de acuerdo para pensar en un mediano y largo plazo exista un entendimiento", comentó. Mientras, el primer golpe de la Concacaf a la Conmebol está marcha. Habrá que esperar si llegan a una tregua.