Noroña se niega a usar cubrebocas y obliga a receso en sesión del INE

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 26 (EL UNIVERSAL).- La negativa del diputado Gerardo Fernández Noroña a utilizar cubrebocas dentro de la sala de Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), obligó a que el consejero presidente, Lorenzo Córdova, decretara un receso para el desalojo del lugar, para quien así lo decida.

Fernández Noroña rindió protesta esta mañana como representante del Poder Legislativo del PT, ante el INE. En un punto de la sesión del Consejo General que se desarrolla, se incluye la propuesta de una sanción en contra del diputado federal, quien es acusado por violencia política de género.

Al tocarle el turno de la palabra, el diputado Fernández Noroña no utilizó el cubrebocas correspondiente. El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, expresó que los protocolos del INE obligan al uso del insumo médico aunque se tome la palabra.

Fernández Noroña acusó que se le quiere imponer mordaza. Justificó, además, que al hablar toma agua de manera constante por lo que no usaría el cubrebocas.

"Me quieren amordazado, hablaré sin mordaza. Si usted me quiere censurar, yo no puedo hablar amordazado", expuso.

Lorenzo Córdova insistió en que hay un protocolo en el INE y en su caso, si la intención era hablar sin cubrebocas, lo invitó a pasar a la oficina del PT en el instituto.

Fernández Noroña alegó que se respete su derecho constitucional de no utilizar; dijo no estar enfermo y tener la separación adecuada, además de estar en un lugar ventilado.

Los representantes del PRD y del PAN, exigieron el cumplimiento del protocolo.

La diputada Guadalupe Almaguer (PRD) pidió que el diputado Noroña pase a una oficina y no poner en riesgo.

La diputada Martha Tagle dijo que los diputados son los primeros que deben respetar las normatividades.

Gerardo Fernández Noroña aseguró que se le faltó al respeto y que en el INE está en su calidad de diputado federal.

Tras 5 minutos de receso y el desalojo de la sala en donde se quedó el diputado Fernández Noroña, tomó la palabra.

"Agradezco que me traten como si fuera la peste porque tengo el germen de la libertad y es terriblemente contagioso", señaló.