Normalmente soy uno de los 5 primeros en votar en EEUU, hoy fui el tercero

Agencia EFE
·4  min de lectura

Arlington (Virginia, EE.UU.).- Antes de que amaneciera, Roger Holtz se colocó a las puertas de un centro electoral de Virginia. Era el tercero en la fila y, cuando por fin se abrieron las puertas, aceleró el paso para ejercer su "responsabilidad" con las futuras generaciones, especialmente sus hijos y nietos.

"Normalmente soy uno de los cinco primeros en votar, hoy fui el tercero", explicó a Efe Holtz, que cuando llegó a las 05.35 hora local (10.35 GMT) vio que una pareja se le había adelantado y ya estaba haciendo fila a las puertas del instituto de secundaria Washington-Liberty, en Arlington, a 12 kilómetros de la capital.

Holtz, de 73 años, vive justo "ahí", "al cruzar la calle", en una de las casitas unifamiliares con jardín de esta zona residencial de clase media, que es predominantemente demócrata.

Lo que más le preocupa es la crisis climática, lamenta que en los últimos 400 años la "humanidad haya tomado un planeta inmaculado y lo haya envenenado" y reconoce que esa es la razón principal por la que hoy acudió a las urnas, para ayudar a las futuras generaciones.

"Mientras nos dejen votar, yo tengo intención de votar a cada oportunidad que tenga. Y se lo recomiendo a todo el mundo en la faz de la Tierra porque estamos enfrentándonos a unos tiempos muy difíciles, para nosotros y para el planeta. Si no lo cuidamos, nuestros hijos y nietos van a tener que hacerlo. Y realmente ellos deberían poder vivir en un mundo mejor".

Holtz aseguró que ha votado rigurosamente en cada elección desde que tenía 18 años, la edad con la que se puede ejercer el sufragio en EE.UU. Solo ha fallado en dos ocasiones: una vez cuando era joven y tuvo que luchar en la Guerra de Vietnam (1955-1975) y otra vez cuando una amiga tuvo una emergencia familiar antes de las elecciones y tuvo que ir ayudarla.

"PREPARADO PARA LO PEOR"

No desvela si ha votado por el actual presidente y candidato republicano, Donald Trump, o por su rival, el demócrata Joe Biden; pero, de manera enigmática, dijo: "Estoy esperando que salga lo mejor, pero me preparo para lo peor. Puedes intentar averiguar por quién he votado a partir de eso".

Mientras Holtz hablaba, un todoterreno negro estacionó a su lado. De él salió un hombre con una camiseta azul con los nombres estampados del candidato presidencial demócrata, Joe Biden, y de su compañera de fórmula, la senadora Kamala Harris, que podría convertirse en la primera vicepresidenta de EE.UU.

El hombre, que prefirió no dar su nombre, se apoyó en la parte delantera de su vehículo y se quedó a escuchar la entrevista.

"Solo estamos aquí para asegurarnos que no hay problemas y todo va bien. Estoy yendo a diferentes centros electorales", afirmó y, buscando complicidad con Holtz, aseguró que él también había luchado en la Guerra de Vietnam.

MIEDO A VIOLENCIA E INTIMIDACIÓN

Uno de los miedos de los votantes es que haya violencia o intimidación en los centros electorales.

Desde hace semanas, Trump ha pedido a sus seguidores que formen un "ejército" para acudir a los centros de votación y asegurarse que no haya fraude, algo que el mandatario cree que favorece el voto por correo pese a que numerosos estudios demuestran que eso es extremadamente improbable.

Tradicionalmente, los partidos Demócrata y Republicano envían a los centros electorales a algunos de sus miembros para observar el proceso, pero eso nunca antes había creado controversia.

En el centro electoral de Arlington, cinco jóvenes del Partido Demócrata ejercían esa función y a cada persona que pasaba le ofrecían unos panfletos y preguntaban: ¿Necesita ayuda? ¿Sabe quién es su candidato demócrata para el consejo escolar?

Y es que, en EE.UU., hoy se vota no solo al que será el presidente durante los próximos cuatros años, sino también a los integrantes de la Cámara de Representantes y a un tercio de los senadores, además de cientos de cargos locales, incluidos los miembros de los consejos escolares.

Las urnas empezarán a cerrar entre las 18.00 hora local (23.00 GMT) y las 19.00 (00.00 del miércoles), pero es posible que el ganador de las elecciones no se sepa esta misma noche debido a la gran cantidad de estadounidenses que han votado por correo o de manera anticipada por la pandemia.

Según los datos recopilados por U.S. Elections Project de la Universidad de Florida, ya han votado más de 97 millones de estadounidenses, lo que supone más de dos tercios del total de los votos de 2016.

Beatriz Pascual Macías

(c) Agencia EFE