Con nueva normalidad reabren casinos, congales y bares en Tijuana

TIJUANA, BC., junio 15 (EL UNIVERSAL).- El semáforo nacional de sanidad marca el rojo para los seis municipios de Baja California, pero luego de mantener una tendencia a la baja de casos activos de Covid-19, Tijuana fue la primera ciudad del estado en regresar a la nueva normalidad con la apertura de restaurantes, además de cantinas, discotecas y bares.

Aunque el semáforo rojo describe que solo los giros esenciales pueden mantener actividades, el gobierno municipal autorizó –junto con la Comisión Estatal de Prevención de Riesgos Sanitarios de Baja California (Coepris)- la reapertura de algunos negocio bajo medidas sanitarias, como una capacidad máxima del 25% y protocolo de higiene, que incluye el uso del cubreboca, antibacterial, guantes y distanciamiento social.

Durante el primer fin de semana decenas de restaurantes abrieron sus puertas lo mismo que los dos parques públicos de la ciudad –Parque Morenos y Parque de la Amistad- sin que se reportaran aglomeraciones, sin embargo otros giros también decidieron reactivarse: bares nudistas, cantinas y casinos.

Ciudadanos documentaron con grabaciones largas filas y concentraciones en algunos negocios de giro nocturno, situados en el centro de la ciudad y también en Zona Río, no todos los clientes tenían cubrebocas ni se distanciaban unos de otros.

Las críticas llegaron a la transmisión diaria del gobernador Jaime Bonilla Valdez, quien respondió que el permiso de reapertura solamente fue para los restaurantes y los parques y no para los establecimientos que solamente vendían alcohol.

El Ayuntamiento de Tijuana realizó un operativo para vigilar que los negocios de comida respetaran las medidas que se les impusieron para evitar un riesgo de contagio y propagación, pero también recorrieron otras áreas de la ciudad para confirmar que los bares nudistas y cantinas continuaran con puertas cerradas.

En un comunicado de prensa el gobierno municipal informó que como resultado alrededor de 20 establecimientos que abrieron optaron por suspender actividades voluntariamente, luego de que personal de Verificación y Reglamentos observó operaciones dentro de los comercios no esenciales y verificó que no había cumplimiento de las medidas.

En el caso del casino Arenia, único que reabrió con permiso, el secretario de Economía Sustentable y Turismo, Mario Escobedo Carginan, dijo que le permitieron reactivarse debido a que no solo es venta de alcohol, además con el equipo de video vigilancia es fácil de vigilar si cumplen con las medidas sanitarias o no.

Hasta el último reporte de la Secretaría de Salud de Baja California, el estado tiene 6 mil 930 casos de Covid-19 confirmados y 1 mil 507 defunciones, de las cuales 2 mil 456 y 726 (respectivamente) son en Tijuana, que además tiene 82 casos activos.