Corea del Norte celebra con acto masivo el éxito de su cohete y promete que lanzará otros

Cientos de miles de norcoreanos festejaron este viernes en el centro de Pyongyang el lanzamiento de un cohete de largo alcance y el líder de Corea del Norte prometió que habrá otros en el futuro, desafiando las advertencias de Estados Unidos y sus aliados.

Faltando unos días para celebrar su primer aniversario en el poder al frente del país comunista, Kim Jong-Un proclamó la "firmeza inquebrantable" de Corea del Norte para continuar con su programa de cohetes a pesar de la condena por la ONU y los llamados a nuevas sanciones.

El acto masivo de celebración en la capital norcoreana, difundido por la televisión estatal, fue organizado antes del aniversario de la muerte de su padre Kim Jong-Il, que se cumple el próximo lunes.

La muchedumbre aclamó y aplaudió en la plaza Kim Il-Sung los discursos que saludaron el éxito del lanzamiento del cohete el miércoles pasado y que de paso elogiaron a Kim.

"Ésto fue posible gracias a la infinita lealtad, al coraje y la sabiduría del gran mariscal Kim Jong-Un" dijo Jang Chol, presidente de la Academia de Ciencias de Corea del Norte.

El acto multitudinario se produjo tras la publicación de una declaración de Kim ordenando más lanzamientos de satélites en el futuro, a pesar de la oleada de rechazo generada en casi todo el mundo y la condena expresada por la ONU.

Un alto responsable del gobierno surcoreano afirmó el viernes que es "altamente probable" que el Norte lleve a cabo un tercer ensayo nuclear tras el exitoso lanzamiento del cohete.

"Un ensayo nuclear es altamente probable (...) Corea del Norte suele hacer ensayos nucleares tras lanzamientos de misiles" o cohetes, dijo el ministro surcoreano de Unificación Yu Woo-ik.

Los ensayos nucleares de octubre de 2006 y de mayo 2009 fueron realizados algunos meses después de lanzamientos --fracasados-- de misiles o cohetes.

Corea del Norte asegura haber puesto en órbita un satélite con fines de investigación pacífica, pero muchos en la comunidad internacional piensan que fue en realidad una prueba disfrazada de misil balístico que significó un importante paso en el desarrollo del programa norcoreano de armas nucleares.

El departamento de Estado norteamericano deploró que Kim haya desaprovechado la oportunidad "de situar a su país en el siglo XXI" y que haya en cambio tomado "decisiones equivocadas".

Imperturbable, Kim Jong-Un, que supervisó personalmente el lanzamiento el miércoles pasado, destacó en cambio la necesidad de "lanzar más satélites en el futuro (...) para desarrollar la ciencia, la tecnología y la economía del país", indicó la agencia oficial (KCNA).

El satélite transportado por el cohete quedó en órbita operacional, indicó el jueves el ministerio de Defensa de Corea del Sur, confirmando el aparente éxito de la misión espacial norcoreana.

El satélite enviado al espacio por el cohete Unha-3 se encuentra "en órbita normal", dijo a la prensa el portavoz del ministerio Kim Min-Seok.

"No se sabe todavía qué tipo de misión cumple el satélite. Por lo general es necesario esperar dos semanas antes de poder determinar si el lanzamiento de un satélite resultó exitoso", agregó el vocero.

El viernes, el mismo portavoz anunció que la marina surcoreana había hallado los restos de la primera etapa del cohete lanzador, que serán analizados para intentar determinar su nivel tecnológico.

"Se trata de un elemento de información importante para determinar las capacidades de Corea del Norte en materia de cohetes", explicó Kim.

Se trata al parecer de un depósito de combustible, con la inscripción del nombre del cohete, "Unha-3", y será examinado por expertos surcoreanos y norteamericanos.

Una mayoría de países occidentales consideraron que se trató de un misil balístico que violó las resoluciones de la ONU impuestas tras la realización de pruebas nucleares norcoreanas en 2006 y 2009.

El Instituto surcoreano de Investigación Espacial indicó que el satélite se desplaza a entre 494 y 588 km de altura, confirmando datos comunicados por los norcoreanos, indicó la agencia Yonhap.

Para la comunidad internacional, la naturaleza precisa del satélite que quedó en órbita y la cuestión de saber si está funcionando bien es en buena medida irrelevante.

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó el lanzamiento y advirtió sobre posibles medidas ante lo que Estados Unidos calificó de "acto altamente provocador".

El órgano ejecutivo de la ONU consideró que Corea del Norte había utilizado "tecnología de misiles balísticos" y recordó que tras un lanzamiento que fracasó en abril pasado había advertido que tomaría medidas si el intento se repetía.

Cientos de miles de norcoreanos festejaron este viernes en el centro de Pyongyang el lanzamiento de un cohete de largo alcance y el líder de Corea del Norte prometió que habrá otros en el futuro, desafiando las advertencias de Estados Unidos y sus aliados.

Cientos de miles de norcoreanos festejaron este viernes en el centro de Pyongyang el lanzamiento de un cohete de largo alcance y el líder de Corea del Norte prometió que habrá otros en el futuro, desafiando las advertencias de Estados Unidos y sus aliados.

Corea del Norte reafirmó el miércoles su Estados Unidos califica el lanzamiento del cohete norcoreano de "muy provocativo". El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá este miércoles.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK