Nombre de Estado de Palestina tiene limitaciones

RAMALA, Cisjordania (AP) — Con el reconocimiento por parte de la ONU de un Estado palestino en su bolsillo, el presidente Mahmud Abás quiere que los documentos oficiales tengan un nuevo emblema: "Estado de Palestina".

No obstante, Abás no quiere desechar el viejo logotipo de "Autoridad Palestina", pues ello provocaría a Israel. No se está apresurando a cambiar pasaportes ni tarjetas de identificación que requieren los palestinos para pasar por los cruces israelíes.

La muy modesta medida de Abás para cambiar la papelería oficial subraya sus limitadas opciones mientras Israel siga a cargo de los territorios que el mundo dice que algún día deben conformar ese estado.

"A fin de cuentas, la Autoridad Palestina no ocasionará problema a su pueblo", dijo Nour Odeh, una vocera del gobierno autónomo de Abás, sobre la necesidad de cautela.

Abás consiguió en noviembre un reconocimiento arrollador por parte de la Asamblea General de la ONU para un Estado de Palestina en Cisjordania, Gaza y el Jerusalén oriental, una inusual victoria diplomática sobre un Israel que fue marginado en este punto. El visto bueno de la ONU fue importante para los palestinos porque afirmó las fronteras de su futuro Estado en territorios que capturó Israel en 1967.

El reconocimiento, sin embargo, no ha transformado la vida diaria de los palestinos y algunos argumentan que empeoró las cosas. En clara represalia por la determinación de la ONU, Israel retuvo en diciembre su transferencia mensual de 100 millones de dólares por devolución de impuestos que cobra a nombre de la Autoridad Palestina, agudizando más la crisis financiera del gobierno de Abás.

Desde el reconocimiento de la ONU, Abás ha maniobrado entre evitar la confrontación con Israel y encontrar pequeñas maneras de cambiar la situación real.

La semana pasada, la oficina de prensa de su gobierno instó a periodistas a referirse a un Estado de Palestina, en lugar de a la Autoridad Palestina, el gobierno autónomo establecido hace dos décadas como parte de unas negociaciones de paz temporales con Israel.

Las misiones diplomáticas palestinas alrededor del mundo han recibido la orden de utilizar los nuevos nombres, incluidas aquellas que se encuentran en países que votaron en contra en la Asamblea General, dijo Omar Awadalá, un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores palestino.

Mark Regev, vocero del gobierno israelí, desestimó el cambio de nombre calificándolo de sin sentido, pero se negó a comentar si Israel tomaría represalias de alguna manera. "En lugar de buscar artilugios, los palestinos deberían negociar con Israel para dar fin al conflicto", enfatizó. "Eso llevaría a una situación de dos Estados para dos pueblos", agregó.

___

Laub reportó desde Jericó, Cisjordania.

Cargando...