Nochevieja: cuáles son los rituales que se practican para llamar a la buena suerte

·4  min de lectura
Comer 12 uvas es una antigua tradición de Nochevieja
Lucy Lambriex

Como cada año, Google dedicó un doodle para celebrar la nochevieja, que es -por definición- la última noche del año en el calendario gregoriano; y como tal, es sinónimo de celebración. Pero también, de rituales.

En la Argentina se realizan distintas tradiciones para despedir el año, quizás la más común es vestirse de blanco: una costumbre que se hace con el fin de absorber las buenas vibraciones. El blanco es el color de la pureza y la renovación. Esta asociación se explica porque siendo un tono acromático, el blanco en sí no es un color sino una luz compuesta por la suma de todos los colores, por lo tanto, es capaz de atraer nuevas energías.

Más allá de esto que se hace a lo largo y a lo ancho del país, si uno quisiera buscar cuál es la tradición más peculiar se realiza debería mirar la región de La Plata, Berisso y Ensenada, donde se realiza la famosa quema de muñecos: una ceremonia que se hizo por primera vez en 1956, en la esquina de las calles 10 y 40, y que consiste en incinerar “momos”.

Los muñecos son elaborados por niños, adolescentes y adultos, que recaudan fondos con la colaboración de comerciantes de la zona. Y estas figuras -que representan personajes infantiles, animales, figuras del deporte, el arte, la cultura o la política- se erigen sobre estructuras de madera, hierro y alambre, y se revisten con papel de diario y papel maché, que luego se pinta.

Así recibió Google a la nochevieja, la última noche del año
Así recibió Google a la nochevieja, la última noche del año


Así recibió Google a la nochevieja, la última noche del año

Sin embargo, esa no es la única tradición que persiste en el territorio nacional. Muchos argentinos suelen comer 12 pasas de uva (una por cada campanada que anuncia el cambio de calendario) como parte de los festejos de fin de año. ¿El objetivo? Tener un año dulce.

Además, muchas mujeres acostumbran usar una bombacha rosa como una forma de atraer la buena suerte. Que entre mujeres se regalen una prenda íntima de este tipo es una tradición navideña bien argentina inspirada en la época victoriana, cuando la moda de las cortes en Navidad imponía el rosa en vestidos y lencería. El rosa, también inspirado en las velas de antiguos rituales cristianos para la Nochebuena, tiene el propósito de atraer prosperidad y buena suerte. De esta manera, el 24 de diciembre, se regala una bombacha rosa y luego se estrena el 25 o el 31.

Sumado a esto, muchos salen a la vereda a caminar un rato cargando valijas para que sea un año propicio para los viajes.

Qué ocurre en otras partes del mundo

La tradición de comerse las 12 uvas es común en muchos países a lo largo del planeta. En España, por ejemplo, lo hacen en la Puerta del Sol, en Madrid, a la medianoche, y aquí la cuestión es más severa: la creencia indica que aquel que no las coma todas antes de que finalicen las campanadas, tendrá un año de mala suerte.

En tanto, en Perú lo que prima tiene que ver con la vestimenta; más precisamente, la ropa amarilla dado que aquel color está relacionado con el sol naciente. Allí también suelen fabricar muñecos con personajes mediáticos, en cuyo interior les colocan objetos que se dejaron de usar en el año viejo.

Del mismo modo, en Honduras y Ecuador queman prendas y muebles que simbolizan un mal recuerdo; y en Colombia se escribe en papelitos lo que se desea alejar de la vida y se los guarda en un muñeco al que se prende fuego.

En México, por su parte, una de las peculiaridades es que allí existe la creencia de que, para atraer dinero, hay que poner un pequeño borrego de plástico detrás de la entrada principal de una casa durante las primeras horas del año.

Por otro lado, en Río de Janeiro, Brasil, se realiza la fiesta de Iemanjá, la diosa del mar, el 1 de enero, aunque en Bahía y en Fortaleza se celebra en febrero. Allí, la gente entra al mar y arroja ofrendas florales: gladiolos blancos para pedir paz, rojos para el amor y amarillos para el dinero. También, se tiran cartas con pedidos para el nuevo año que la deidad yoruba promete cumplir.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.