Una noche en Wuhan: epicentro original del COVID-19 aprende a festejar de nuevo

Cate Cadell y Thomas Suen
·2  min de lectura

Por Cate Cadell y Thomas Suen

WUHAN, China, 17 dic (Reuters) - En una cervecería repleta de gente de Wuhan, Zhang Qiong se limpia el pastel de cumpleaños de la cara después de una pelea de comida con sus amigos.

"Después de experimentar la primera ola de epidemia en Wuhan y luego la liberación, siento que estoy viviendo una segunda vida", dice Zhang, de 29 años, quien trabaja en una tienda de textiles en la ciudad central china que fue el epicentro original de COVID-19.

Afuera, los asistentes a la fiesta sin mascarillas se desparraman por las calles, fumando y jugando con ametralladoras de juguete y globos.

La vida nocturna en Wuhan está de vuelta en pleno apogeo casi siete meses después de que la ciudad levantó su estricto bloqueo y los jóvenes se están sumando a la catarsis.

En escenas inimaginables en muchas ciudades de todo el mundo que sufren por el resurgimiento de la pandemia, los jóvenes de Wuhan pasaron una noche reciente rodeados de gente, comieron comida callejera y llenaron los clubes nocturnos de la ciudad mientras buscaban recuperar el tiempo perdido.

----------------------------------------------------------------

Para ver una galería, haga clic en https://reut.rs/3nC1ZdH

----------------------------------------------------------------

El resurgimiento de la economía de la vida nocturna de la ciudad ofrece un vistazo a un estilo de vida posterior a la pandemia que muchos esperan se convierta en realidad en 2021, tras el lanzamiento mundial de las vacunas contra el COVID-19.

Wuhan no ha informado de un nuevo caso de transmisión local de la enfermedad desde el 10 de mayo, después de sufrir uno de los confinamientos más estrictos del mundo.

La ciudad de 11 millones de habitantes fue aislada del resto de China de forma inesperada durante la noche a partir del 23 de enero, con bloqueos de carreteras y de aviones, trenes y autobuses. Casi 3.900 de las 4.634 muertes registradas por COVID-19 en China ocurrieron en la ciudad industrial.

"Durante la epidemia, Wuhan era realmente una ciudad muerta", dijo el entusiasta de la música rock Yi Yi tras un concierto. "Ahora la gente está saliendo a comer y divertirse. No creo que hubiera tanta gente antes de la epidemia".

"Realmente quiero apreciar este momento, porque en la vida nunca se sabe cuándo terminará", dijo Zhang en la cervecería. "Haz que cada día feliz cuente".

(Editado en español por Carlos Serrano)