Una nueva noche de violencia mantiene la tensión entre israelíes y palestinos

Agencia EFE
·2  min de lectura

Jerusalén, 24 abr (EFE).- Una serie de protestas de palestinos y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes en Jerusalén y Cisjordania ocupada, sumadas al lanzamiento de dos cohetes desde la Franja de Gaza, marcaron hoy una nueva noche de violencia en la zona, donde la tensión no para de aumentar desde hace varios días.

Al igual que durante la última semana, el epicentro de las protestas fue la Puerta de Damasco de Jerusalén, principal acceso a la Ciudad Vieja y ubicada en la parte este de la ciudad, ocupada y anexionada por Israel.

Allí se concentraron hoy varias decenas de jóvenes palestinos, que desde el pasado 13 de abril desafían la nueva normativa de la Policía israelí que prohíbe aglomeraciones de gente en el simbólico lugar durante el mes sagrado musulmán de Ramadán.

Según los servicios de emergencia Media Luna Roja palestina, 12 personas resultaron heridas en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, que utilizaron medios de dispersión antidisturbios.

Las manifestaciones se extendieron a varios puntos de Jerusalén Este, incluyendo otros acceso de la Ciudad Vieja en los que también tuvieron lugar enfrentamientos con la Policía y arrestos de manifestantes.

Simultáneamente otros grupos de palestinos protestaron también en distintos lugares de Cisjordania, incluyendo las ciudades de Hebrón y Nablus y puestos de control militares israelíes cercanos a Ramala, donde también chocaron con las fuerzas de seguridad.

Estas manifestaciones, que también se extendieron hoy a la Franja de Gaza, son en apoyo a los residentes de Jerusalén Este, que el pasado jueves registraron los enfrentamientos más violentos en mucho tiempo con la Policía israelí, con un saldo de más de 120 heridos y 50 detenidos.

Por otra parte, milicias palestinas en Gaza lanzaron en las últimas horas dos proyectiles hacia Israel, también en apoyo a las protestas en Jerusalén y tras disparar esta madrugada un total de 36 proyectiles, la cifra más alta de lanzamientos en más de un año.

Ante esta escalada de tensión el primer ministro israelí en funciones, Benjamín Netanyahu, instó hoy al Ejército a "prepararse para cualquier escenario", mientras que el ministro de Defensa, Beny Gantz, advirtió que de no cesar los lanzamientos de cohetes, "Gaza será golpeada con fuerza".

Mientras los incidentes registrados hasta el momento no han causado muertes o heridos graves, la concurrencia de las protestas, la violencia de los enfrentamientos y el número de proyectiles disparados ponen en jaque la tensa calma que vive la zona desde hace meses.

(c) Agencia EFE