"La noche de los reyes" celebra el poder de contar una historia

·5  min de lectura

LOS ÁNGELES, California, octubre 10 (EL UNIVERSAL).- Con una película que apela al sentido de comunidad, ya circula en cartelera mexicana la cinta "La noche de los reyes" del director Philippe Lacôte. Originario de Costa de Marfil, el realizador con trasfondo de documentalista, ubica su historia en la prisión de La Maca, que por muchos años fue emblemática del país africano por su alta población, todos marginados por el gobierno corrupto y destinados al olvido.

Pero como Lacôte lo pregona en su entrevista con EL UNIVERSAL, su filme que obtuviera menciones especiales en los festivales de Toronto y Sundance, trata sobre el poder de contar una historia. La trama gira alrededor de Roman, un recién ingresado a La Maca a quien le obligarán las tribus internas a inventarse toda una historia por el espacio de una noche, a riesgo de morir si no lo consigue. El resultado es una experiencia inspiradora para todos, con referencias a mitos, cuentos y héroes épicos.

-EL UNIVERSAL: En "La noche de los reyes" hay un homenaje al como una historia ayuda a una comunidad a encontrarse a sí misma, con sus sueños, héroe y mitos. ¿Cuál fue la semilla de esta trama?

Philippe Lacôte: Con esta película quería preguntarme: ¿en qué consiste nuestro trabajo para contar historias? Soy un cineasta que me gusta mucho jugar con los géneros y así lidiar con las expectativas del público. Por ejemplo, cuando inicia la película, sientes que enfrentarás un film social y luego te topas que los personajes a pesar de habitar una prisión, no están involucrados en escenas de violencia física. Yo quise como director, que todos observáramos esta micro-sociedad formada por los internos cautivos. Todos con sus códigos de vida, sus reglas y creencias.

Para mí, no es importante lo que pasa en La Maca, sino lo que los prisioneros han creado.

-EL UNIVERSAL: ¿Cómo exploras con los actores estos temas?

Philippe Lacôte: Para mí era muy importante decir algo sobre la humanidad. Quería decir que los prisioneros también pueden crear poesía y aportar imaginación. Que no debemos quedarnos en temas tabú. Si bien las prisiones son lugares altamente difíciles, también son lugares donde habita el tema de la humanidad. Estos temas los puedes ver en mi película, en el transcurso de una sola noche. Todos estos prisioneros se expresan cocinando, bailando, con amor, con sexo y con historias, revelan su humanidad.

-EL UNIVERSAL: ‘La noche de los reyes’ tiene un universo de personajes surgidos de las calles y el bajo mundo de Costa de Marfil, aun así sus parlamentos son muy poéticos, ¿cómo construyes esto en el argumento cinematográfico?

Philippe Lacôte: Debo decir que antes de hacer cine de ficción, fui documentalista por una década. Así que cuando decides hacer una película sobre La Maca, tienes que tener una visión sociológica sobre esta prisión. Muchos de los internos, hablan el lenguaje de caló, con distintos modismos, al cual le llamamos "noussi"; pero yo quería esta comunidad de prisioneros fueran más que eso.

Mi manera de trabajar como director de cine, es siempre buscando traer un estilo a la narrativa. No quise hacer una película completamente usando el "noussi", así que los personajes usan distintos lenguajes; pero lo más importante es que el personaje central de Roman, quien es el que se pone a contar el gran cuento, sí utiliza un lenguaje muy sofisticado. El gran reto para mí, fue que todos estos lenguajes funcionaran juntos de manera armoniosa.

-EL UNIVERSAL: ¿Cómo se conformó el reparto de su película situada en La Maca?

Philippe Lacôte: EL 90% de los actores no eran profesionales. Hicimos dos años de selección, viendo jóvenes de los suburbios de Costa de Marfil. De ahí salieron 40 jóvenes: bailarines, cantantes, practicantes de artes marciales, actores. Luego hice un taller de actuación que duró dos meses. De ahí surgió la coreografía con los movimientos y acciones de los personajes.

Luego ya en la locación sumamos 300 extras. 25 de ellos, eran ex-prisioneros al momento del rodaje.

-EL UNIVERSAL: Después de filmar ‘La noche de los reyes’, ¿qué aprendiste como director para tu oficio de contador de historias?

Philippe Lacôte: Hacer esta película me llevó a enfocarme más a colocar a cada miembro de la audiencia en una experiencia más inmersa que mis anteriores filmes; porque hoy en día es muy complicado competir contra tantos estrenos en cine y en televisión; por eso la necesidad de atrapar al público dentro de una historia.

Así que para ‘La noche de los reyes’ decidí jugar más al juego del público. Lo que aprendí más, es que un director de cine debe abordar y jugar su vida personal. Cuando empecé el rodaje de este filme, no imaginé que existía una prisión alrededor de mi vida.

Cuando era niño, mi madre estuvo prisionero en La Maca por razones políticas, todo un año. Y cada semana viajaba a verla en la cárcel. Así que cuando terminé de rodar la película me dije: "¡Wow, tengo muchos sentimientos! Incluso, sin nunca haber estado yo preso." Me sentí muy sorprendido por este sentido de proximidad con la prisión, sintiendo cada tema como algo muy personal.

-EL UNIVERSAL: ¿Cómo fue la reacción del público, sociedad y gobierno de la Costa de Marfil al ver ‘La noche de los reyes’?

Philippe Lacôte: En diciembre del 2020 hubo un estreno en Costa de Marfil, en medio de la pandemia y aun así estuvimos seis semanas en cartelera. Supe que había mucha gente que estaba muy contenta que ‘La noche de los reyes’ tuvo impacto internacional, ganando incluso varios premios. También hubo aquellos en mi país que la criticaron porque hay imágenes de un expresidente corrupto y no les gusta la idea de que se dé esa imagen de la nación. Mientras que hay otro grupo que me dijo: "¡Eres muy valiente en mostrar estas imágenes!"

Para mí lo más importante, es que en cada una de las proyecciones que estuve en Costa de Marfil, podía ver y sentir cómo cada miembro del público viajó a ese momento histórico de nuestra guerra civil. Mi trabajo como cineasta es traer las memorias y ayudar a que no se olvide la historia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.