La noche en una iglesia para encarar las protestas en Ecuador

·4  min de lectura

Como si se tratara de una estrategia militar, varios cientos de indígenas de Ecuador se concentraron este lunes a las afueras de Quito, con miras a marchar hacia la capital en el marco de sus protestas contra el gobierno desde hace ocho días.

El principal reclamo: que el Gobierno rebaje el precio de los combustibles.

En el sector de Cutuglagua, en la entrada sur de la capital, un centenar de manifestantes provenientes de la provincia de Cotopaxi esperaron el comienzo de la caravana desde el domingo por la noche en el interior de una iglesia.

El lunes al amanecer, combatían el frío andino envueltos en mantas. Vecinos llegaron temprano con pan y café para repartir entre los manifestantes, constataron periodistas de la AFP.

Los indígenas protestan a diario desde el día 13. Estas movilizaciones están convocadas de forma indefinida por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), la mayor organización de pueblos originarios del país que participó en revueltas que derrocaron a tres mandatarios entre 1997 y 2005.

"Este gobierno no ha escuchado los pedidos y planteamientos de la Conaie", dijo a la AFP Melchor Tocte, presidente de la comunidad cotopaxense de Toacazo.

Sobre la carretera que cruza Cutuglagua momento no había, el lunes por la mañana, presencia policial ni militar, pero sí de hollín y ceniza por la quema de neumáticos y troncos durante las protestas de días anteriores contra el presidente conservador Guillermo Lasso.

- "Fuera Lasso, fuera" -

Ojalá "el gobierno trate de corregir la situación del país. Estamos tristes por la situación que vivimos en el campo por la subida de combustibles", manifestó a la AFP Antonio Rocana, otro nativo de Toacazo.

Los indígenas sostienen que "todo ha subido hasta las nubes" con el incremento del precio de los combustibles.

En poco más de un año, en Ecuador subió el galón de diésel un 90% (a 1,90 dólares) y el de gasolina corriente en 46% (a 2,55). Desde octubre pasado los precios están congelados por la presión social.

La Conaie reclama rebajarlos a 1,50 y 2,10 dólares, respectivamente.

Rocana, quien se dedica a la agricultura, sostuvo que de lo que gana debe destinar unos 350 dólares para pagar un crédito de 8.000 dólares, que pidió para comprar vacas.

"Para mantener a nuestros hijos no nos alcanza", se lamentó.

En Cutuglagua, uno de los dos accesos del sur de Quito, varios camiones bloqueaban la vía y más gente iba llegando a la concentración.

Entre música y al grito de "fuera Lasso, fuera", indígenas colocaban neumáticos a lo largo de la calle para encenderlos.

En las provincias de Pichincha (cuya capital es Quito) y las vecinas Cotopaxi e Imbabura (norte) rige desde el sábado un estado de excepción declarado por Lasso ante una "conmoción interna", por lo que militares se movilizan para restablecer el orden junto a policías.

La medida, dictada por 30 días para las jurisdicciones más afectadas por las manifestaciones, incluye un toque de queda nocturno de siete horas.

- Hasta la muerte -

En la mayoría de las 24 provincias ecuatorianas se han registrado cortes de carreteras. Estudiantes y sindicatos se han sumado a las protestas en Quito, donde se han producido enfrentamientos entre manifestantes y policías.

"Nosotros no entramos a hacer vandalismo", declaró el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, el domingo por la noche al dirigirse por redes sociales a sus "compañeros".

En octubre de 2019, la organización encabezó casi dos semanas que dejaron 11 muertos y más de 1.000 heridos. La sede del Congreso, en Quito, fue ocupada, el edificio de la Contraloría incendiado y bienes públicos y privados dañados.

Los indígenas, que representan más de un millón de los 17,7 millones de ecuatorianos, piden atención a un pliego de 10 puntos antes de aceptar un diálogo propuesto por el Ejecutivo.

Además de la rebaja de precios de combustibles, solicitan moratoria para el pago de deudas de campesinos con la banca, el control de precios agrícolas, más empleo y suspender concesiones mineras en sus territorios.

Iza llamó a Lasso a que "cumpla con las demandas, que incluso muchas de ellas fueron prometidas en la campaña".

"La lucha, la resistencia (...) la vamos a sostener con nuestra vida", indicó el líder de las protestas, añadiendo: "Queda en sus manos, señor presidente de la república, escalar la violencia o resolver los 10 puntos. Esto traería, para el pueblo ecuatoriano, paz y dignidad".

Los accesos a Quito estaban bloqueados de manera intermitente. La Conaie sostiene que sus miembros también se concentran al norte de la capital, alistándose para ingresar.

pld-sp/dga

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.