“Nobel” de Educación: una docente de Estados Unidos ganó un millón de dólares y disputó el lugar a una argentina

·4  min de lectura
Keishia Thorpe, la docente de Estados Unidos que ganó el Global Teacher Prize
Danni Grayson

Igual que el año pasado, la pandemia de Covid-19 obligó a una ceremonia virtual, pero esta vez el escenario elegido para la séptima edición del Global Teacher Prize, fue en la Maison de la Unesco, en París. Entre los diez finalistas que competían por el premio al mejor maestro del mundo –todos conectados desde sus casas a través de una pantalla–, estaba Ana María Stelman, la maestra argentina de la Escuela Primaria Nº7 Fragata La Argentina, en el barrio Hipódromo de La Plata, que el año pasado se las ingenió para no perder el contacto con ellos y sostener la enseñanza de los contenidos en los que había comenzado a trabajar antes de que se declarara el aislamiento por la pandemia.

El singular experimento del reportero gráfico que engañó a todos

Había nervios en la casa de los Stelman, que estaba acompañada de su familia, cuando la actriz francesa Isabelle Huppert, que fue la conductora de la ceremonia, abrió el sobre y mencionó a la ganadora: Keishia Thorpe, una maestra de inglés, de Estados Unidos. “Nunca imaginé que esto podría llegar a sucederle a alguien como yo, del lugar donde vengo. ¡Gracias!”, dijo entre sollozos y gritos. Con estas primeras palabras, Thorpe hizo referencia a su infancia, porque tras huir de la pobreza y la violencia cuando era niña, en Jamaica, llegó a Estados Unidos gracias a una beca de atletismo, y luego se convirtió en maestra.

 Ana María Stelman estuvo entre los diez finalistas del Global Teacher Prize.
Matías Adhemar


Ana María Stelman estuvo entre los diez finalistas del Global Teacher Prize. (Matías Adhemar/)

Hoy, Thorpe enseña inglés a estudiantes pobres, inmigrantes y refugiados de 12º grado en la International High School Langley Park, en Bladensburg, Maryland, para prepararlos para la universidad. “En su carrera docente de 16 años se abocó incansablemente a sus estudiantes, y luchó tanto por la igualdad que llegó a ser la ganadora del gran premio Lifechanger of the Year de National Life Group, en 2019; un galardón para los docentes que inspiran y van más allá”, señala su biografía.

En su trabajo por lograr un impacto exitoso, más allá de las aulas, también es la cofundadora de una organización de atletismo sin fines de lucro para estudiantes deportistas en situación de riesgo, con el fin de que ellos no tengan que pagar deudas en la universidad. También preside una fundación que apoya a los alumnos inmigrantes y a sus familias.

Didymo: la especie invasora que amenaza ríos y lagos en la Patagonia

Premiación

La ceremonia, que tuvo como escenario principal al impactante auditorio de la Unesco, que fue remodelado hace dos años, también reconoció el trabajo de los estudiantes. Luego de un año donde el número de alumnos afectados por el cierre de escuelas y universidades en 138 países alcanzó los 1370 millones, lo que representa más de tres de cada cuatro niños y jóvenes en todo el mundo, según datos de la Unesco, el Global Teacher Prize decidió por primera vez dar reconocimiento especial a ellos, al inaugurar el Chegg.org Global Student Prize. Fue el actor australiano Hugh Jackman, que había sido el anfitrión de la ceremonia en la edición 2019, en Dubai, el que le felicitó a Jeremiah Thoronka, un estudiante de Sierra Leona, que recibió los 100.000 dólares que entrega este premio hermano, por el invento de un dispositivo que utiliza la energía cinética del tráfico y los peatones para generar energía limpia.

Durante la ceremonia, los videos de las ediciones pasadas se colaron con los presentaciones de los diez finalistas. Aparecieron en pantalla el papa Francisco; el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson ; el fundador de Global Teacher Prize, el empresario Sunny Varkey y otras figuras reconocidas que participaron de la ceremonia virtual, donde también se recordó a algunos de los ganadores anteriores, como Ranjitsinh Disale, un maestro de una escuela primaria de India, que fue el último ganador. También el keniata Peter Tabichi, que compitió en 2019 el podio de los finalistas con Martín Salvetti, que hasta ese momento era el único docente argentino en llegar a la instancia final.

Selección

Por su innovadora forma de acercar el conocimiento a los chicos, Stelman primero fue seleccionada como uno de los 50 mejores maestros del mundo entre más de 8000 postulaciones llegadas de 121 países, donde también había quedado elegida la cordobesa Gisela Gómez, del Instituto Provincial de Educación Técnica (IPET) Nº 85 República de Italia.

Con el millón de dólares que otorga al ganador, lo que asemeja al Global Teacher Prize al Premio Nobel, este reconocimiento busca subrayar el valor de los docentes a la hora de alcanzar una educación de calidad para todos los chicos y adolescentes, sin importar su origen social.

“Tanto los docentes inspiradores como los estudiantes extraordinarios merecen un reconocimiento por su compromiso con la educación en medio de la crisis de aprendizaje que vemos hoy. Ahora, más que nunca, debemos apoyarlos si queremos reconstruir un mundo mejor tras el Covid-19″, argumentó Stefania Giannini, subdirectora general de Educación de la Unesco.

Los docentes que compiten cada año por este galardón son evaluados en función de sus prácticas, de la innovación para afrontar los desafíos locales y sobre todo en cómo influyen en su propia comunidad más allá del aula. Para los estudiantes que aplicaron al Global Student Prize, además de sus logros académicos, se tuvo en cuenta el impacto que tuvieron en sus compañeros, cómo lograron superar los obstáculos y la capacidad creativa que desarrollaron en su aprendizaje.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.