No ha podido vender su mansión y la está rifando por poco más de dos dólares

Benito Kozman

Cuando Dunstan Low puso su mansión en el mercado en diciembre, aspiraba a venderla por 845.000 libras esterlinas, o sea, poco más de un millón de dólares.

Dunstan Low y su mansión en venta en Melling, Lancashire. Foto: Youtube

Pero no ocurrió así y tuvo que reducir el precio a 650.000 libras (807.189 dólares).

El hombre había invertido una cantidad considerable de dinero -150.000 (186.000 dólares)- en renovar la casa de estilo georgiano, con seis amplios dormitorios, cocina de lujo, sala de estar, vestidor y cuarto de baño, amplios jardines y estacionamiento para unos seis autos.

Todos los pisos son de madera.

Dunstan Low en su casa en Melling, Lancashire. Foto: Youtube

Pero a pesar del esfuerzo y la inversión que hizo en 2011 y 2012 no puede pagar la hipoteca de la mansión ubicada en Melling, Lancashire, en la campiña inglesa.

Que el banco se apropie de ella ha dejado de ser una opción para este hombre de 37 años, que desarrolló un vínculo emocional con la hermosa casa.

Cocina de la casa que Dunstan Low busca vender. Foto de Youtube.

Low adquirió la casa y pagó por ella 435.000 libras esterlinas (540.000 dólares). Ahora su valor se ha duplicado, aunque no consigue venderla.

Por ello, tras agotar las vías tradicionales de venta, el hombre optó por una idea bastante novedosa: rifar la casa por tickets de 2 libras esterlinas cada uno (2,48 dólares).

La casa fue renovada en 2011 y 2012 y tiene pisos de madera. Foto de Youtube.

Low espera vender 500.000 libras esterlinas en tickets de 2 libras a través de su sitio web, cubriendo el valor de la casa y los costos de la venta, entre ellos “el impuesto de timbre y los honorarios legales, para completar cualquier trabajo de último minuto para asegurar que la casa sea lo más perfecta posible para el próximo propietario”.

La casa todavía está en el mercado por 650.000 libras esterlinas, pero si no se vende antes del 1 de agosto, Low elegirá un ganador de uno de los participantes de la rifa. El dinero recaudado por la venta de entradas se convertiría en el pago por la mansión.

Recientemente, Low contó al diario británico The Sun que había vendido 186.000 tickets para la rifa, a potenciales compradores de sitios tan distantes como Australia y Estados Unidos.