Primera muerte en EEUU por coronavirus, que suma nuevos casos en América Latina

Sebastian Smith
1 / 3

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante una conferencia de prensa sobre el coronavirus el 29 de febrero de 2020

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante una conferencia de prensa sobre el coronavirus el 29 de febrero de 2020 (AFP | Roberto SCHMIDT)

El coronavirus provocó su primera muerte en Estados Unidos, anunciada este sábado, y continúa su propagación en el mundo fundamentalmente en Corea del Sur, donde la epidemia registra su mayor crecimiento, mientras que ya se extiende en América Latina a Ecuador, México y Brasil.

El virus afecta actualmente a 61 países, lo que llevó a la Organización Mundial de la Salud a elevar su evaluación de riesgos a su nivel más alto.

Cerca de 3.000 personas han muerto en el mundo y alrededor de 86.000 han sido infectadas desde que el virus se detectó por primera vez en la ciudad china de Wuhan a fines de 2019. De esos, más de 79.500 casos y unas 2.900 muertes corresponden a China.

La rápida expansión provocó que en la última semana los mercados bursátiles cayeran a sus niveles más bajos desde la crisis financiera de 2008 por temor a que la enfermedad impacte la economía mundial.

Pero la atención global se desplazó el sábado a Estados Unidos, luego de que las autoridades del estado de Washington confirmaran la primera muerte en suelo estadounidense, y el presidente Donald Trump lo ratificara en una conferencia de prensa en la casa Blanca.

Aunque inicialmente el mandatario identificó a la víctima de 50 años como "una mujer maravillosa", funcionarios de salud rectificaron la información, y detallaron que el fallecido es un hombre que tenía "condiciones de salud subyacentes".

La muerte ocurrió en el condado de King, el más poblado del estado y donde se ubica Seattle, dijeron las autoridades a la AFP.

Aunque el fallecido no tenía contactos conocidos con las zonas del mundo donde se ha propagado el virus, Trump subrayó que la enfermedad seguía presentando una amenaza baja para los estadounidenses y llamó a los "medios, los políticos y todos los involucrados a no hacer nada que incite el pánico".

"Otros casos en Estados Unidos son probables", dijo Trump, apuntando sin embargo que "los individuos saludables deberían poder recuperarse completamente", y que el país "está preparado para cualquier circunstancia".

Un estadounidense ya había muerto a principios de febrero por el Covid-19, pero en Wuhan.

El mandatario y otros funcionarios anunciaron un endurecimiento de las restricciones ya existentes a las personas que viajan desde Irán, que con 43 muertes es el país con más fallecimientos relacionados con la enfermedad fuera de China.

El presidente ofreció colaboración a Teherán: "Estamos listos", dijo. "Lo único que tienen que hacer es pedirlo".

Además, las autoridades urgieron a los estadounidenses a abstenerse de viajar a las regiones afectadas de Italia y Corea del Sur.

Trump se reunirá el lunes con dirigentes del sector farmacéutico en la Casa Blanca para discutir tratamientos y esfuerzos para desarrollar una vacuna contra el nuevo virus.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, más de 60 personas están infectadas con el virus en Estados Unidos, en su mayoría pasajeros del crucero Diamond Princess.

- Francia impone nuevas restricciones -

Aunque la gran mayoría de las infecciones se han registrado en China, el crecimiento del virus se está dando actualmente fuera de ese país, fundamentalmente en Corea del Sur, Italia e Irán.

Corea del Sur, el segundo país más afectado después de China, registró 376 casos adicionales, que elevaron el total de contagios a 3.526, y cuenta 17 muertes, según el último informe.

Francia, el segundo foco de la epidemia en Europa después de Italia, canceló el sábado todas las reuniones de más de 5.000 personas, en un intento por contener el brote, luego que se confirmaran en la jornada 16 nuevos casos, lo que eleva el total del país a 73.

Italia, por su parte, superó el millar de casos, mientras el número de muertes saltó de ocho a 29.

En los últimos días, la epidemia se extendió al África subsahariana, mientras Catar confirmó su primer caso el sábado.

En América Latina Ecuador se convirtió el sábado en el tercer país en la región afectado, con el caso de una septuagenaria que llegó desde Madrid.

Brasil confirmó su primer caso el miércoles, correspondiente a un residente de Sao Paulo de 61 años, al que se sumó un segundo este sábado en la misma ciudad. México informó entre viernes y sábado cuatro casos de personas que habían viajado a Italia.

- Golpe a la economía china -

En China, el número de fallecimientos diarios cayó a 35 muertos durante las últimas 24 horas, de 47 la víspera, según datos oficiales. En cambio, la cifra de nuevos contagios diarios subió a 573 desde 427 el día anterior.

Esta epidemia está causando estragos en la economía: la actividad manufacturera cayó a su nivel más bajo en años, mientras industrias clave como la automotriz se veían afectadas muy fuertemente por las medidas de restricción dispuestas por la autoridades, según estadísticas oficiales.

La provincia central de Hubei, una región industrial fundamental para la economía del país, donde surgió la epidemia en diciembre, fue puesta en cuarentena.

Varios eventos mundiales se han visto postergados, como la cumbre regional de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático prevista para marzo en Las Vegas.

"Este no es momento de pánico. Es tiempo de estar preparados", dijo el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

burs-sst/acb/dg/rsr/mls