Indignación en México por niño otomí rociado con alcohol y quemado por sus compañeros

·4  min de lectura
Imagen tomada Google Maps
Imagen tomada Google Maps

El 6 de junio Juan Pablo Eduardo, de 14 años, se encontraba en un aula de la Telesecundaria ‘Josefa Vergara’, en la comunidad de El Salitre, ubicada en la capital del estado de Querétaro, cuando dos de sus compañeros lo rociaron con alcohol y le prendieron fuego.

Eugenia Eduardo Marcelino, madre del menor, dijo a medios locales que testigos le dijeron que fue la misma maestra la que les dio el líquido inflamable a los compañeros de su hijo y que Juan Pablo se dio cuenta de que se lo habían echado.

“Al sentir que se mojó, se paró, pero uno de los niños le prendió fuego con un encendedor y ya no se apagaba hasta que logró quitarse el pantalón”, contó la madre

Eugenia también dijo que las autoridades de la escuela no le informaron de inmediato lo que le había ocurrido a su hijo y que fue la maestra quien lo trasladó a un centro de salud para su atención, en lugar de llamar a una ambulancia para que lo valorarán y lo trasladaran a un hospital.

Luego de que Juan Pablo Eduardo llegó al centro médico solo le aplicaron una pomada en sus heridas y luego la profesora lo llevó hasta su casa, según relataron sus padres, quienes dijeron que ellos lo trasladaron al Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer, en donde permanece internado por presentar quemaduras de segundo y tercer grado.

Juan Zamorano, padre de Juan Pablo Eduardo, dijo a El Universal que la profesora los había intentado persuadir para que no interpusieran una denuncia y que llegaran a un acuerdo con los padres de los agresores para que se hicieran cargo de los gastos médicos.

Juan Pablo Eduardo sufría de bullying por ser otomí y no hablar español

Juan Zamorano, dijo al citado medio que su hijo llevaba varios meses sufriendo de acoso escolar por ser otomí y no hablar bien el español. Recordó que desde el mes de febrero se rehusaba a acudir a la escuela e incluso pedía que lo cambiaran de grupo, pero la directora de la Telesecundaria ‘Josefa Vergara’ se lo negó pues alegó que no había razón para hacerlo.

“Desde aquellos tiempos ya le estaban haciendo bullying y nos dimos cuenta que hasta la propia maestra le hacía bullying, nada más porque somos de raza otomí, piensa ella que no somos de su clase, no somos de su raza”, dijo Zamorano al medio.

Además, el padre del menor aseguró: “para mí no fue sólo un accidente, ni mucho menos bullying, ya fue un intento de asesinato”.

Sobre el estado de salud de su hijo dijo que ya había entrado a quirófano en dos ocasiones y que será intervenido una tercera ocasión pues, detalló que presenta quemaduras en los glúteos y en la parte interna de las piernas, zona en la que necesita injertos de piel.

La maestra no será despedida

Juan Zamorano también relató que acudieron a interponer una queja ante la Unidad de Servicios Básicos para la Educación (USEBEQ) en donde pidieron atención a su hijo y castigo para los responsables, pero les respondieron que “ellos no eran nadie para exigir ni para decir lo que tenían qué hacer”.

Por su parte Raúl Iturralde, Coordinador de la USEBEQ, dijo al medio local Reqronexion que el Órgano de Control Interno determinó que la maestra no cumplió con el protocolo de emergencias: “lo que se debe de hacer es llamar al 911 y de inmediato, en el menor tiempo posible, que el menor esté en una ambulancia con paramédicos”

Iturralde también señaló que cuando concluyan las investigaciones se procederá castigar a los responsables, aunque aclaró que no se contempla despedir a la docente: "la maestra es responsable de no ejecutar un procedimiento administrativo adecuadamente, no de causar algún daño. En ningún caso podremos separarla de su cargo, podemos poner otro tipo de sanciones como es una amonestación que quede en su expediente, alguna suspensión de algunos días, pero separarla de su cargo, no".

Los menores que agredieron a Juan Pablo Eduardo solo fueron suspendidos del plantel por unos días, sin embargo, las autoridades pausaron las clases presenciales en lo que se aclaraba la situación.

Sin embargo, su situación jurídica es diferente, pues Mariela Ponce Villa, Magistrada del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) informó que los dos adolescentes están en espera de una audiencia en donde se les dictará sentencia, las cuales podrían ser de orientación y protección dependiendo el catálogo de la Ley de Adolescentes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La loca persecución e insólito final de un tráiler robado en México

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.