Ninel Conde se mantiene al margen de los asuntos de su esposo

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 20 (EL UNIVERSAL).- Ninel Conde prefiere hacer oídos sordos sobre las acusaciones en contra de su pareja, Larry Ramos, e insistió en que desconoce la situación legal de su esposo y dejó claro que ella no está relacionada en ninguna actividad ilícita porque "es una mujer de trabajo".

Reconoció que las constantes acusaciones de fraude cometidos por Larry en Estados Unidos, son ajenas a ella y aseguró que no pone atención a las noticias y comentarios que la relacionan en las actividades delictivas.

"Cancelado, ni digas eso (la posibilidad de ir a la cárcel por complicidad). No pasa nada, porque no los veo, eso es una situación que no es mi realidad, no me voy a concentrar en cosas destructivas y que son titulares para vender", aseguró ante las cámaras del programa "El Gordo y la Flaca".

Confirmó que se mantiene al margen sobre los asuntos de su esposo, por lo que no sabe nada del proceso legal que se sigue en Estados Unidos, principalmente por defraudar por casi 500 millones de pesos a varias personas, entre ellas Alejandra Guzmán y sus exrepresentantes.

En todo momento dijo que está enfocada en sus actividades laborales y por esta situación no está coludida con Ramos, pese a que es su esposo.

"Estoy concentrada en mis cosas. Nada tiene que ver conmigo, yo soy una mujer de trabajo", aseguró a Univisión.