Nike y su épico comercial para Qatar 2022 que te devolverá a cuando eras niño

Nike y su comercial para Qatar 2022. (Twitter/@Sudanalytics)
Nike y su comercial para Qatar 2022. (Twitter/@Sudanalytics)

Nike siempre guarda alguna sorpresa. Y Qatar 2022 no podía ser la excepción a una tradición de producciones comerciales que se supera entrega con entrega. Son unos genios, para decirlo en términos prácticos, descriptivos y reales. Se adaptan a cada época con un rigor sin igual. Si hace ocho años llevaron el boom por los superhéroes a su anuncio para Brasil 2014, ahora han dado en el clavo: la nostalgia que millones de aficionados sienten por el futbol que vieron cuando eran niños.

Pero no todo se puede quedar en el pasado. La magia de Nike radica en tender puentes. Y esta vez se volvieron locos y, con ellos, nos volvimos locos todos. ¿Quién no vio en Youtube los videos de Joga Bonito de Ronaldinho? Era un clásico de la infancia, de esas horas en el café Internet con una pésima conexión. A nadie le importaba ver los trucos de Ronnie en mala calidad: el punto era disfrutarlos. Y queda claro que Kylian Mbappé y Virgil van Dijk lo hicieron, porque sabían exactamente cuáles serían los trucos del brasileño. ¿Y cómo lo sabían? Porque un día fueron ellos los niños que miraban videos de Dinho en Internet.

El comercial arranca con un cara a cara entre Mbappé y Ronaldinho en un laboratorio ideado por un grupo de científicos dementes (pero dementes de bien). Quieren saber quién es mejor y no hay mejor modo de saberlo que un duelo de regates. Magia por doquier. Pero van más allá: deciden traer del pasado a Ronaldo Nazario. El bicampeón del mundo estaba en Japón, preparado para el que sería el mundial de su vida en 2002 —y así terminó siendo, pues fue campeón y figura en la final contra Alemania—. Y desde ahí vino a nuestra época para dar cátedra de futbol contra su amigo Dinho y su fan Mbappé. Luego llega otro Ronaldo, literalmente. Caen en una confusión de por qué hay dos Ronaldos, aunque lo aclaran de inmediato: traigan a Cristiano Ronaldo. Y llega CR7 para hacer explotar todo. Esto ya es una cosa de locos.

Pero, muchachos, es Nike, y claramente la cosa sigue. El abanico de leyendas y de figuras actuales se vuele inconmensurable en cuestión de segundos: Edgar Davies, Alex Morgan, Phil Foden, Carli Lloyd, Leah Williamson, Kevin de Bruyne, Samantha Kerr. Bueno, hasta tres Ronaldos llegan: Ronaldo 1998, Ronaldo 2002 y Ronaldo actual. Y lo mismo pasa con Cristiano: el CR7 de 2006 le manda un centro al CR7 de 2022, que remata de chilena y anota. Ambos festejan con el infaltable "Siiiiuuu" (de película, señores). También se dieron tiempo para incluir a la saga de videojuegos Inazuma Eleven, pero el árbitro expulsa al invitado y dice que el juego va de humanos reales y no de personajes.

Hablando de videojuegos, bien hicieron en la parte final en devolvernos a la época en que los videojuegos de futbol se sustentaban en los pixeles. Nada de conexiones ni jugar contra alguien del otro lado del Atlántico. La vieja escuela en su máximo esplendor. Hay mucha magia en esto, en la evocación de una infancia que siempre creemos que fue mejor que la de todos los demás (nadie mienta cuando piensa en eso). Y Nike lo entendió: por eso tuvo a bien idear al grupo este de científicos lunáticos a los que no queda nada más que darles las gracias. La verdad, todos quisiéramos ser esos científicos.

Es cierto que Adidas ya lo había hecho una vez, como recordaron diversos usuarios en redes sociales. Y aquel resultado también fue majestuoso. Pero el tiempo pasa y las conexiones entre lo histórico y lo actual necesitan ser actualizadas. Nike lo ha hecho de manera inmejorable. Tal y como pasa en las películas de Marvel, aquí se ha juntado lo mejor de lo mejor. Un universo repleto de nostalgia que nos pone frente al espejo: el niño que fuimos y que nunca soltó el cariño por este juego.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Qatar 2022: los más ganadores y los que nunca han faltado en los Mundiales