Nigeria: Policía busca a trabajadores agrícolas secuestrados

ABUYA, Nigeria (AP) — La policía de Nigeria busca a 21 personas que fueron secuestradas por un grupo de hombres armados cuando trabajaban en tierras de cultivo cuyo dueño se cree que debe pagos forzosos a los presuntos secuestradores.

Los secuestrados son adolescentes que trabajaban en una granja en el área remota del consejo de Faskari, en el estado de Katsina, cuando los hombres armados “escogieron la granja y los secuestraron”, dijo Gambo Isah, portavoz de la policía de Katsina.

“Según nuestra investigación, los bandidos impusieron algunos gravámenes a algunos de estos agricultores, y este en particular se negó a cumplir con sus demandas… Por eso fueron a su propiedad y secuestraron a los trabajadores”, detalló Isah.

Policías y soldados nigerianos de un puesto militar cercano estaban trabajando para encontrar a los trabajadores agrícolas secuestrados, que tienen entre 15 y 18 años, añadió.

Los residentes en partes remotas de las regiones del noroeste y el centro de Nigeria, blanco de los grupos armados, se han quejado de que éstos exigen a los agricultores que paguen gravámenes elevados a fin de permitirles trabajar sus tierras de cultivo.

Los grupos están conformados principalmente por jóvenes del grupo étnico Fulani, cuyos miembros trabajaron tradicionalmente como pastores de ganado nómadas y se encuentran en medio de un conflicto de décadas con las comunidades agrícolas Hausa por el acceso al agua y las tierras de pastoreo.

Las fuerzas de seguridad nigerianas realizan bombardeos aéreos sobre conocidos escondites de los grupos armados. Las autoridades atribuyen la continuidad de sus operaciones a la cooperación de algunos residentes locales.

La mayoría de esos residentes son agricultores que dicen que corren el riesgo de ser atacados si no pagan los gravámenes en sus aldeas.

La policía está “preocupada y perturbada de que los terroristas estén imponiendo gravámenes a las personas”, dijo el portavoz de la policía Isah. Dijo que los aldeanos deben “desistir de cooperar y de cualquier demanda hecha por estos terroristas”.