Niega Educación Ley Mordaza en rediseño de libros de texto

·3  min de lectura

Alberto Morales

CIUDAD DE MÉXICO, abril 17 (EL UNIVERSAL).- La secretaria de Educación, Delfina Gómez, aseguró que el acuerdo de confidencialidad para los especialistas y maestros que participan en el rediseño de los libros de texto gratuitos no es una Ley Mordaza, sino un acuerdo que se hizo de manera permanente para resguardar los derechos de autor.

En conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional, Gómez Álvarez señaló que la SEP tiene toda la disposición de abrir canales de comunicación y participación de la sociedad.

"Se ha hecho con la finalidad de resguardar los derechos de autor de los que establecen precisamente la presentación, pero no es una Ley Mordaza, como se dice o como se establece.

"Al contrario, la SEP tiene toda la disposición de abrir canales de comunicación y toda la participación de la sociedad", dijo.

La titular de la SEP aseguró que el profesor será el personaje que mayor participación tenga en el rediseño de libros de texto gratuitos que está en proceso.

Cuestionada sobre si los temas de racismo y violencia en los videojuegos se abordarán en los libros, Gómez refirió que el gobierno ha insistido en la pacificación y el manejo de emociones.

"Tenemos que ser más empáticos, ponernos en el zapato del otro para enfrentar lo que estamos viviendo. Nos han hecho mucho la indicación de que veamos la cuestión de salud, que ese es un problema también que tenemos en las instituciones.

"Se han hecho trabajos desde que estuvo el maestro Esteban Moctezuma. Se ha trabajado con algunos contenidos y algunos materiales, pero aún así se tiene que fortalecer lo que es la cuestión de alimentación, el deporte y los valores, que es lo que nos debe identificar como ciudadanos", mencionó la secretaria.

La SEP pidió a los especialistas y maestros que participan en el rediseño de los libros de texto gratuitos para educación básica firmar un acuerdo de confidencialidad hasta por cinco años para evitar fugas de información.

Se añadió que el documento cobraba vigencia desde el momento en que fuera firmado por ambas partes (los participantes y la DGME), "extendiéndose su vigencia hasta un plazo de cinco años después de finalizada la relación entre las partes o, en su caso, la prestación del servicio".

Sea de manera dolosa o por negligencia, en caso de incumplir con las condiciones descritas en el documento que se les presentó en una capacitación virtual, quienes participen en el rediseño de los libros de texto gratuitos estarían obligados a indemnizar al gobierno federal, por los daños ocasionados.

"En caso de que la información resulte revelada o divulgada o utilizada por el participante de cualquier forma distinta al objetivo de este acuerdo, ya sea de forma dolosa o por mera negligencia, habrá de indemnizar a la SEP los daños y perjuicios ocasionados, sin perjuicio de las acciones civiles o penales que puedan corresponder a este último", advirtió la DGME en su acuerdo.

También se les mostró otro documento en el cual la SEP argumenta que los participantes del proyecto deben firmar el acuerdo de confidencialidad, porque el rediseño de los libros de texto es un proceso sensible.