Se niega la CNTE regresar a clases presenciales en Oaxaca

·2  min de lectura

OAXACA DE JUÁREZ, Oax., abril 22 (EL UNIVERSAL).- La Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) informó que tras la Encuesta Nacional sobre el Regreso a Clases Presenciales, ante la pandemia por Covid-19, se determinó que no se reanudarán las actividades presenciales.

Esta medida se aplicará en las escuelas de educación básica en Oaxaca, mientras avanza el proceso de la vacunación a trabajadores de la educación, que consideran sólo un requisito para volver a las aulas.

Ante ello, la Coordinadora anunció en conferencia de prensa una serie de puntos que garantizarían la seguridad sanitaria de los estudiantes y los docentes.

El primero es que se garantice la vacunación a toda la población; el segundo, que la entidad esté en semáforo verde; el tercero que haya dotación mensual de artículos de limpieza, así como túneles sanitizantes.

El cuarto punto es que haya acceso al agua potable en todos los centros educativos del estado; el quinto, que haya personal médico en las escuelas; el sexto, reconstruir y rehabilitar los sanitarios de los centros educativos; el séptimo, que la cantidad de alumnos sea proporcional al tamaño de las aulas.

El octavo, considerar a los trabajadores en condiciones vulnerables; el noveno, que se garantice la conectividad y buen funcionamiento del sistema eléctrico en las escuelas; décimo, sanitarios en buenas condiciones; décimo primero, contar con un programa federal que cubra las necesidades sanitarias y de infraestructura en todo el país y décimo segundo, un sistema híbrido para horarios y asignaturas.

Lo anterior, explicaron los representantes de la CNTE, se acordó luego que las cifras en la encuesta aplicada, revelaran que siete de cada diez docentes forman parte de la población de riesgo por Covid-19, asimismo, consideran los traslados de sus hogares a las escuelas como de riesgo de contagio.

Asimismo, la encuesta dejó en evidencia las carencias que enfrentan estudiantes y docentes, ante la falta de infraestructura, acceso a los servicios básicos y servicio médico en los centros educativos.