Nicolás Trotta contra Horacio Rodríguez Larreta: “Fue irresponsable y sus malas decisiones impactaron en todo el país”

·6  min de lectura
"La desigualdad no nació con la pandemia", indicó el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta
Santiago Filipuzzi

“La pandemia ha profundizado la desigualdad, pero esa desigualdad no nació con la pandemia, es preexistente”, dice Nicolás Trotta, ministro de Educación, luego de mirar un video publicado por LA NACION hace una semana.

Cristian se educa por WhatsApp, Santi, por computadora La diferencia está generando una tragedia de desigualdad

La pieza muestra las enormes diferencias en un día de escolaridad virtual de Cristian, un chico de la villa La Cava, en Fiorito, y de Santi, que va a un colegio privado en La Lucila. Mientras Cristian y su madre intentan seguir los ejercicios que les mandan los profesores por WhatsApp, Santi tiene una jornada completa de clases sincrónicas que cursa utilizando una computadora. Todos los especialistas coinciden en que la brecha de inequidad, que ya existía, se volverá aún más grande por estas diferencias planteadas a partir de la educación a distancia impulsada por el Gobierno en las zonas de mayor circulación del coronavirus.

-¿Qué le puede decir a las madres de chicos como Cristian?

-Que la pandemia ha profundizado la desigualdad y desnuda la responsabilidad indelegable que tienen los estados para enfrentarla. La principal preocupación que tenía el presidente Alberto Fernández cuando decretó la primera cuarentena en marzo de 2020 era garantizar la continuidad educativa en un país que venía transitando dos años de marcada recesión económica. El plan Conectar Igualdad sufrió un abandono y una fuerte política de ajuste entre 2015 y 2019, cuando se dejaron de repartir computadoras. La gestión de [Mauricio] Macri desarticuló ese programa. Faltan 4 millones de computadoras en hogares de la Argentina.

-Pero ya pasó más de un año del inicio de la pandemia y chicos como Cristian tuvieron apenas un par de semanas de clases desde entonces.

-En 2020 desplegamos una agenda tecnológica, pero también una agenda analógica con la producción y distribución de 54 millones de cuadernillos educativos y la producción de más de 3000 horas de televisión y radio.

-Pero hay una cuestión tecnológica de fondo. El 80% de los chicos de escuelas vulnerables se educan por WhatsApp. ¿Qué capacidad de aprendizaje se puede tener en esas condiciones?

-La discusión de fondo no es el WhatsApp, es qué sociedad queremos. Por supuesto que la pandemia ha hecho todo cuesta arriba y nosotros no desconocemos su impacto. Pero la presencialidad no es una cuestión de deseo, es una cuestión de responsabilidad.

-Según un ranking de la Unesco estamos dentro de los 20 países con mayor cantidad de semanas de aulas cerradas de manera parcial o total.

-En América Latina, la Argentina está entre los cinco países que inició la apertura de las aulas más temprano.

-Pero fueron aperturas muy parciales.

-Como ocurrió en todos los países de la región. El único país de América del Sur que logró tener una presencialidad robusta durante el 2020 fue Uruguay, que fue impactado por la pandemia recién en diciembre de 2020.

-El 14 de abril usted publicó un mensaje en Twitter que decía: “Las restricciones no pueden empezar por la escuela cuando la evidencia demuestra que son espacios seguros y necesarios para acompañar a nuestras niñas/os”. Cuatro horas después, el Presidente decretó la suspensión de clases en el AMBA y otras regiones. ¿Qué pasó?

-Ese día debatimos la prioridad que tiene la presencialidad y, en una situación de enorme complejidad del impacto de la segunda ola, el Presidente manifestó la necesidad de restringir la circulación de personas. Fue una medida para la región metropolitana, que estaba sufriendo el impacto más duro de la segunda ola. Por eso, nuestra crítica es a la irresponsabilidad del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que judicializó el decreto de necesidad y urgencia.

-En términos de resultados, no parecería haber grandes diferencias en las curvas de contagios entre Ciudad, que no cerró las aulas, y la Provincia, que sí lo hizo.

-Los epidemiólogos nos dicen que la región metropolitana es una única unidad geográfica, por eso la necesidad de coordinar una única política sanitaria. Quien quebró los consensos de una mirada común -y sus malas decisiones han terminado teniendo una fuerte repercusión en todo el territorio argentino- ha sido Rodríguez Larreta.

-¿La decisión de Rodríguez Larreta puede estar relacionada con lo sorpresivo de la medida del Presidente? Incluso usted, si releo el mensaje de Twitter, no parecía enterado de lo que iba a ocurrir.

-Durante la tarde de ese mismo miércoles el Presidente nos anunció su decisión, que hizo pública a la noche.

-Los organismos internacionales plantean que las escuelas deben ser lo último en cerrar y lo primero en abrir, pero acá parecería que fue al revés. Cerraron escuelas en el inicio de la pandemia y tardaron muchísimo en abrirlas.

-¿En qué país de América del Sur fue distinto?

-Según la Unesco, somos el país 20 de 200 en cantidad de semanas con aulas cerradas de manera parcial o total.

-No es un dato real si comparás con el hemisferio sur.

-En el resto del mundo fueron cierres y aperturas intermitentes.

-Y esa es la realidad que transitó la Argentina.

-En el Gran Buenos Aires no fue así. Fue un cierre extendido que dura hasta el día de hoy, con una pequeña apertura al inicio de este año.

-No fue una pequeña apertura, fue un mes y medio. Estamos analizando desde una perspectiva del deseo sin remarcar la situación epidemiológica que implica la segunda ola.

-¿Pero cómo se sostiene la educación virtual cuando el 42% de los hogares de secundarios estatales no tienen acceso a una computadora?

-Esa pregunta se la tendríamos que hacer a otros dirigentes.

-Usted es el ministro de Educación.

-Yo estoy diciendo qué estoy haciendo, pero LA NACION le tendría que formular esa pregunta a Macri por haber desarticulado el programa Conectar Igualdad.

-Si Macri es presidente de vuelta se la haremos.

-Se la tendrían que haber hecho al momento que desarticuló el programa. La gestión de Macri implicó un 33% de retroceso en la inversión educativa. Nosotros hemos recuperado esa inversión, pero no hay soluciones mágicas.

-¿Cuál es su compromiso con la madre de un chico como Cristian?

-Nuestro compromiso es el crecimiento interanual de inversión más importante que ha transitado la Argentina.

-¿Y en cuanto a volver al aula, que es lo que ella necesita?

-Lo que necesita no es volver al aula. Es una discusión falaz la que estás planteando.

-Es lo que ella dice que necesita.

-Lo que necesitamos todos es recuperar una presencialidad segura en las aulas, no es cualquier presencialidad.

-En un hogar carenciado es muy difícil suplir la presencialidad en el aula.

-En cualquier hogar es difícil, pero como ocurre en la historia de la humanidad, toda tragedia golpea mucho más a aquellos que están en situación de derechos vulnerados y por eso nuestro Gobierno ha puesto el foco en esos sectores.

-¿Cuál es el horizonte para la vuelta a las aulas?

-Tenemos que analizar esta semana la mejora de los indicadores y apenas se cumplan las condiciones establecidas se volverá a las aulas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.