Nicolás Trotta: "Es una discusión falaz decir que la educación debe ser un servicio esencial"

LA NACION
·2  min de lectura
El ministro de Educación de la Nación apuntó contra la oposición en el marco del debate por el regreso a clases
Fuente: Archivo - Crédito: Silvana Colombo

En el marco de la discusión que envuelve el regreso a la educación presencial, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, interpeló al expresidente Mauricio Macri y a referentes de la oposición por su campaña en favor de la vuelta a clases presenciales.

En busca de garantizar la vuelta a clases, Juntos por el Cambio aspira a declarar a la educación como servicio público esencial. En ese contexto, Trotta dijo: "Es una discusión falaz decir que la educación debe ser un servicio esencial". Y continuó: "Tiene que ser una de las prioridades de todo gobierno, pero no siempre lo es. Con la tardía preocupación que tiene el expresidente Macri por la agenda educativa, ¿por qué no la tuvo antes? Son responsables de lo que fue la ruptura de los consensos educativos".

Juntos por el Cambio quiere declarar a la educación como servicio público esencial

En diálogo con El Destape Radio, el funcionario kirchnerista sostuvo: "La educación es esencial, por supuesto, pero lo esencial no lo da una norma que tiene por objetivo intentar poner a los docentes como parte del problema y no como la solución".

El titular de la cartera apuntó contra la gestión del expresidente Macri, a la que caracterizó por "una caída de la inversión educativa hasta el 4,9% en 2019". En ese contexto, Trotta apuntó contra referentes de Cambiemos, y subrayó: "En la gestión de Macri se le dio la espalda a la escuela, se desinvirtió en la escuela".

Vuelta a clases, el plan

Al referirse a la vuelta a clases presenciales, Trotta sostuvo: "Estamos planteando que la decisión se promueva en la mínima unidad geográfica". En ese sentido, el funcionario detalló: "La normativa vigente no impone el Estado nacional a jurisdicciones, se construye federalmente; es la base, y cada jurisdicción puede tener su propio protocolo más estricto, pero no más laxo".

"Se tomarán las decisiones priorizando la salud; tenemos que estar muy atentos a cada jurisdicción porque nada está dado", analizó ante la posibilidad de un rebrote.

Mientras tanto los gremios docentes buscan negociar las condiciones bajo las cuales empezarán las clases y el Ministerio de Educación busca coordinar un esquema presencial con cada jurisdicción.