Nicolás Maduro expulsa a los militares de Bolivia en Venezuela "por su papel en el golpe de Estado"

LA NACION

CARACAS.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dejó en claro de qué lado está ni bien comenzó la crisis en Bolivia y ayer lo repitió con un ultimátum: ordenó a los militares bolivianosen su país que se vayan y les dio 72 horas para hacerlo.

Así, el chavismo retiró las credenciales al personal de la agregaduría militar de Bolivia en Caracas en su intento por señalar a la Fuerza Armada boliviana como responsable de la salida del expresidente Evo Morales, quien renunció al cargo el 10 de noviembre tras el anuncio del Ejército, que le quitó el apoyo.

El ministerio de Relaciones Exteriores informó su decisión en una nota diplomática fechada el 19 de noviembre. El texto fue difundido ayer. Además la cancillería venezolana añadió que la "medida guarda correspondencia con el papel jugado por el alto mando de las Fuerzas Armadas bolivianas en el golpe de Estado del pasado 10 de noviembre" contra Morales, asilado en México.

El mandatario retiró las credenciales al personal de la agregaduría militar de Bolivia en Caracas

Maduro acusa a Washington de orquestar un "golpe de Estado" contra su aliado boliviano, quien dimitió en medio de violentas protestas. Tras ello, el gobierno del país fue asumido por la derechista Jeanine Áñez, quien se proclamó presidenta interina el 12 de noviembre en una sesión legislativa sin quórum y después se sumó al medio centenar de países que reconocen al jefe parlamentario Juan Guaidó como presidente de Venezuela, luego de que el Parlamento, de mayoría opositora, declarara la "usurpación" de Maduro en el cargo.

Elecciones

El gobierno interino de Bolivia presentó ayer un proyecto de ley para convocar a elecciones y calmar la violencia que ya dejó 32 muertos desde los cuestionados comicios del 20 de octubre.

La Comisión de Constitución del Senado tratará hoy el proyecto que declara nulas las elecciones de octubre e insta a designar nuevos miembros del Tribunal Supremo Electoral dentro de 15 días para que, tras los nombramientos, convoque a elecciones dentro de las primeras 48 horas.

"Con la finalidad de pacificar el país (...) el Gobierno bajo el liderazgo de la presidenta Jeanine Añez ha tomado la decisión de urgente necesidad nacional de elaborar una normativa excepcional que permita realizar un proceso electoral nacional transparente, con un órgano electoral creíble y profesional", señaló el proyecto.

Agencias AFP y Reuters