Nico Vázquez y Gimena Accardi vuelven al teatro y quieren destronar a la obra más vista

·7  min de lectura
La comedia que protagonizan Soledad Silveyra y Verónica Llinás fue la más vista de la semana pasada, la próxima se suben a la cartelera porteña Una semana nada más, con Nicolás Vázquez, Gimena Accardi y Benjamín Rojas; y La vida extraordinaria, con Valeria Lois y Lorena Vega, entre otros títulos
La comedia que protagonizan Soledad Silveyra y Verónica Llinás fue la más vista de la semana pasada, la próxima se suben a la cartelera porteña Una semana nada más, con Nicolás Vázquez, Gimena Accardi y Benjamín Rojas; y La vida extraordinaria, con Valeria Lois y Lorena Vega, entre otros títulos

Lentamente, la actividad escénica en la ciudad de Buenos Aires está intentando recuperarse luego de la segunda restricción producto del aumento en la curva de contagios y fallecidos por coronavirus. Hasta el momento, según datos de la escena comercial, la vuelta del público a las salas porteñas viene arrojando mejores cifras comparativas al ya lejano noviembre. Actualmente, los teatros pueden trabajar con un máximo del 50 por ciento de su capacidad siguiendo un estricto protocolo establecido por autoridades nacionales y del gobierno de la Ciudad.

No habrá antes del amanecer 4: declaraciones cruzadas entre Ethan Hawke y Julie Delpy

En lo que se refiere a la foto más inmediata, según las estadísticas de Aadet, la cámara que nuclea a dueños de salas comerciales y productores de teatro y música, el fin de semana pasado la obra que contó con mayor cantidad de espectadores fue Dos locas de remate, la esperada y postergada comedia que protagonizan Verónica Llinás y Soledad Silveyra en el Astral. Le siguen en las preferencias del público El acompañamiento, el texto de Carlos Gorostiza con Luis Brandoni y David Di Nápoli, una de las dos primeras obras que abrieron el juego del teatro presencial en noviembre del año pasado: seguido por Brujas, la histórica comedia que se estrenó hace 30 años que cuenta con un elenco compuesto por Moria Casán, Nora Cárpena, Sandra Mihanovich, María Leal y Thelma Biral, ambas propuestas del Multiteatro Comafi. El quinteto de las obras más vistas la semana pasada se completa, en orden por Cecilia Ce en Beer and Sex Night, que se presenta en La Plaza; y El equilibrista, el premiado trabajo de Mauricio Dayub que se presenta en el Chacarerean Teatre, de Palermo.

El viernes 15 regresa a escena TOC TOC, con Diego Pérez como incorporación
Gerardo Viercovich


El viernes 15 regresa a escena TOC TOC, con Diego Pérez como incorporación (Gerardo Viercovich/)

En medio de este panorama esperanzador como de extrema cautela para todo el sector, la semana próxima la cartelera sumará algunos títulos significativos (como signos de estos tiempos, se tratan de espectáculos que ya tuvieron una excelente repercusión en otros momentos porque no son tiempos para invertir en estrenos). El viernes 15 retomará sus funciones Casi normales, esa comedia musical de culto que va por su octava temporada y regresará al Metropolitan Sura. En el mismo eje de la avenida Corrientes, retorna otro clásico de clásicos: Toc Toc, la comedia que dirige Lía Jelín que había concretado su última “operación retorno” a fin de marzo. Esta vez, será Diego Pérez quien se sumará a esta comedia que se presentará en el Multitabaris Comafi.

Del otro lado de la avenida 9 de Julio, quienes volverán al ruedo son Nicolás Vázquez, Gimena Accardi (quienes vienen de vivir momentos muy duros en Miami) y Benjamín Rojas. Lo harán con Una semana nada más, el mismo probado espectáculo que estaban por reponer justo cuando se decretó el último parate para la actividad. Y en Boedo, en la usina de Timbre 4, Lorena Vega y Valeria Lois repondrán La vida extraordinaria, la elogiada historia de dos amigas que viven en Tierra del Fuego que escribió y dirigió Mariano Tenconi Blanco y que tan buenos resultados ya había obtenido en Cervantes como en el mismo Timbre 4. La venta de entradas para estos clásicos de clásicos ya están disponibles.

La panorámica de esta foto puntual, sin embargo, es otra. Carlos Rottemberg, presidente de Aadet, traza una mirada sobre el camino recorrido en estas tres semanas desde que el circuito recuperó su movimiento. “Se mantiene la proyección de 3 a 1 contra las cifras de la reapertura del año pasado pese a que la temporada pasada había más títulos. Este arranque positivo se viene sosteniendo con la perspectiva de ir sumando la semana próximas otros títulos tanto en la escena comercial como en la alternativa. Con respecto a las audiencias, lo más significativo es el regreso de la gente grande al teatro en comparación a las primeras semanas del año pasado cuando volvió la actividad, esto marca la definitiva tendencia. La vacunación influye totalmente en el rango etario que nos dirigimos, por eso crece la audiencia de algunos espectáculos que están dirigidos a ese público mayor. Yo creo que, cuando se vayan sumando los espectáculos infantiles, dentro de unas dos semanas vamos a estar, entre todos los circuitos, arriba de 40 espectáculos. Lo cual, si bien no es comparable con los 300 obras que se representaban un mes de julio antes de la pandemia, da cuenta de un crecimiento alentador. El bordereau que marca la actividad hoy no es el de la cantidad de entradas vendidas, sino que es el “bordereau sanitario”. Si ese bordereau sanitario se logra controlar va a empezar a tomar color el referido a las ventas de localidades”, reflexiona el reconocido producción en diálogo con LA NACION.

Mientras tanto, en la escena pública, la oferta es limitada. A los espectáculos que ya volvieron al Cultural San Martín como al Nacional Cervantes, en el Teatro San Martín, que depende del Complejo Teatral de Buenos Aires, el sábado se sumará Happyland, la obra basada en algunos momentos de la vida de Isabel Perón escrita por Gonzalo Demaría con dirección de Alfredo Arias; y esa misma noche se producirá el estreno de Piazzolla, compuesto por coreografías de Mauricio Wainrot y Ana Itelman a cargo de Ballet Contemporáneo. Vale aclarar que el San Martín, la sala emblema del Complejo, solamente tiene actividad los sábados y domingos ya que, durante la semana, su hall oficia de vacunatorio.

La realidad de la escena alternativa

Espacio Callejón.
Prensa obra El Escritor fracasado


La disposición de la platea de Espacio Callejón en tiempos pandémicos. Allí, las obras El escritor fracasado, con Diego Velázquez; como El corazón del mundo, con Lautaro Delgado Tymruk, William Prociuk, Ezequiel Rodríguez, están logrando una muy buena recepción por parte del público (Prensa obra El Escritor fracasado/)

En el marco de esta panorámica, la foto de teatro alternativo dista mucho de la situación tibiamente esperanzadora del circuito comercial. En Espacio Callejón, una de las salas con mayor actividad de dicho sector, los espectáculos El escritor fracasado, el texto de Roberto Art que protagoniza Diego Velázquez dirigido por Marilú Marini; y El corazón del mundo, la obra de Santiago Losa que dirige Lautaro Delgado, arrancaron por bien en términos de recepción de público (llegaron a agotar localidades). El director y dramaturgo Javier Dualte, es uno de los gestores de la sala de Almagro. Dice a LA NACION: “Cuando volvimos en noviembre pasado y durante el verano pasó algo parecido. Todo parecería indicar que la gente tiene muchas ganas de ir al teatro. Si bien hay datos alentadores, no sé qué pasará en concreto con otros espacios”. En esa observación parece estar una de las claves de un sector seriamente golpeado por la pandemia con varias salas y centros culturales que ya han tenido que cerrar sus puertas. Por lo pronto, son pocas salas (Espacio Callejón, El Tinglado, Teatro Border, El Método Kairós, Timbre 4, entre otros) que pudieron retomar la actividad trabajando siempre según estrictos protocolos vinculados con la ventilación de los espacios, medidas preventivas y con un aforo reducido.

Según un reciente relevamiento sobre esta nueva reapertura realizado por Artei, una de las dos entidades que agrupan al sector de salas alternativas de la ciudad, el panorama es sumamente complejo. Solamente el 10,5 % de las salas cumplen con el protocolo vigente para poder realizar funciones presenciales. El 44% tiene intenciones de realizar funciones presenciales en el corto plazo mientras que casi el 17% lo está evaluando y casi el 40% no está dispuesto a volver a poner esa compleja maquinaria en movimiento. Entre los motivos que justifican la postura de mantener cerradas sus salas figura, en orden, por no tener elencos que estén en intenciones de realizar funciones presenciales, por la experiencia anterior de esos 5 meses en los que hubo actividad en tiempos pandémicos, por miedo al contagio y porque consideran que no están dadas las condiciones sanitarias. La gran mayoría de los consultados señala que recién en dos meses estarían en condiciones de retomar la actividad. El 70% de los gestores de las salas que todavía no volvieron a la actividad sospechan que recién cuando estén dadas las condiciones sanitarias podrían volver a recibir al público en sus espacios.

Para tomar una dimensión del estado de situación que refleja la encuesta de Artei, la entidad que nuclea a 110 teatros alternativos de la ciudad, son muy pocas las salas, solamente una cuarta parte de los consultados puede o podría realizar más de dos funciones semanales (caso Espacio Callejón que está realizando cuatro), Lo cual, para un sector que posee salas pequeñas, en lo que se refiere a cantidad de espectadores, y con la imposibilidad de trabajar con la totalidad butacas disponibles, la ecuación, en términos económicos, no cierra.

Entre fotos puntuales y la visión panorámica, decididamente la situación sanitaria es la que sigue manejando los hilos de la actividad teatral en Buenos Aires.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.