Nick Carter, de Backstreet Boys, confirmó que puso una orden de restricción contra su hermano Aaron

LA NACION

En los últimos días, el cantante Aaron Carter confirmó que fue diagnosticado con un trastorno bipolar y esquizofrenia. En una entrevista en el programa de televisión The Doctors, el hermano menor del referente de Backstreet Boys contó el difícil momento que atraviesa en su vida, en el que además sufre una depresión maníaca y ansiedad. "No tengo nada que esconder", dijo en esa nota mientras mostraba una bolsa repleta de los medicamentos que le suministran para sus tratamientos.

Ahora, su hermano Nick contó en Twitter que debió tomar medidas judiciales por el comportamiento de Aaron, ya que amenazó con matar a su mujer, Lauren Kitt, que está embarazada. "Después de una cuidadosa consideración, mi hermana Ángel y yo lamentamos que se nos haya recomendado hoy solicitar una orden de alejamiento contra nuestro hermano Aaron", escribió Nick en la red social.

Así, el cantante se mostró preocupado por lo que su hermano menor pueda llegar a hacer durante su tratamiento psiquiátrico. "A la luz de un comportamiento cada vez más alarmante y su reciente confesión de que tiene pensamientos e intenciones de matar a mi esposa embarazada y a mi hijo por nacer, no nos quedaba más remedio que tomar todas las medidas posibles para protegernos a nosotros y a nuestra familia", agregó Nick.

El mayor de los Carter aseguró que él y Ángel, su hermana, aman a Aaron pero se ven forzados a tomar esta decisión y contó que espera que su hermano pueda recibir el tratamiento adecuado antes de que se lastime a sí mismo o a otras personas.

Luego del comunicado publicado por Nick, Aaron utilizó las redes para defenderse: "Estoy horrorizado por esto y no deseo volver a hablar con ellos", escribió en Twitter. El hermano menor de la familia aseguró que nunca amenazó a nadie y que no quiere volver a verlos: "Estoy asombrado de las acusaciones que se hacen contra mí y no deseo hacer daño a nadie, especialmente a mi familia. Nick hemos terminado de por vida", agregó.

Tras un año en rehabilitación, Aaron protagonizó en el último mes varios escándalos. En los últimos días, escribió un Twitter un mensaje explicando que no cancelará sus próximos conciertos, pero sí adelantó que no sumará -al menos de momento- más fechas a las ya pautadas. "Hoy me desperté sintiéndome muy bien y saludable. No se preocupen. Estaré para los shows programados (que figuran) en mi sitio oficial. Se malinterpretó cuando dije que cancelaría shows. No me estaba refiriendo a los ya confirmados sino a los que todavía no lo están. Nos vemos pronto", escribió Carter en un posteo junto a una selfie en la que se lo ve con el torso desnudo y gesticulando con una mano, indicando de que todo va bien.