Nicaragua: tribunal electoral bloquea opositores en comicios

·3  min de lectura

MANAGUA (AP) — El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua canceló el martes la personería jurídica del Partido Restauración Democrática (PRD), bloqueando así la posibilidad de que la opositora Coalición Nacional compita contra el presidente sandinista Daniel Ortega en los comicios del próximo 7 de noviembre, informaron fuentes de la agrupación política.

Saturnino Cerrato, un pastor evangélico que preside el PRD, dijo a medios de prensa locales que esta tarde recibió una cédula de notificación del tribunal electoral, en la que “resuelve cancelar la personería jurídica del partido”, que integra la Coalición Nacional junto a otras cinco organizaciones políticas.

Cerrato dijo que la decisión lo sorprendió y que cree puede estar vinculada a una impugnación presentada el lunes ante el tribunal contra el PRD por un grupo de pastores evangélicos que acusaron a esa organización política de “traicionar los valores cristianos”. El líder del PRD aseguró que quienes impugnaron no son miembros de su partido y que él cree que fueron “enviados por alguien”. Lamentó que la medida tomada por el CSE sea “inapelable”.

El CSE está formado por magistrados electorales afines a Ortega y al partido sandinista.

La casilla del PRD era la única opción con que contaba la Coalición Nacional (CN, formada por cuatro movimientos y dos partidos que apoyaron las protestas opositoras de 2018) para competir contra Ortega, en el poder desde 2007 y que busca su tercera reelección consecutiva.

La decisión del CSE causó revuelo en círculos políticos de la oposición, que la calificaron de “ilegal” y “arbitraria”.

“La cancelación ilegal de la personalidad jurídica del PRD demuestra el miedo del orteguismo”, dijo en una declaración en redes sociales Ana Margarita Vijil, dirigente del opositor partido Unamos, también miembro de la Coalición Nacional.

“Esta Coalición Nacional diversa, beligerante, que ha firmado una alianza electoral de hecho con el PRD le da terror a Ortega”, añadió Vijil, quien pertenece a una familia de disidentes sandinistas.

La semana pasada se inscribió como alianza electoral otro bloque de la oposición, el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), tras fracasar un intento de unidad con el PDR y los líderes de la CN, que los acusaron de “intransigencia” y de sabotear toda posibilidad de un acuerdo.

CxL es un partido minoritario que se autodenomina opositor, si bien sus detractores lo vinculan al gobernante Frente Sandinista, el partido de Ortega.

El gobierno de Nicaragua no ha comentado sobre la decisión del CSE, pero el martes por la noche Ortega se refirió al proceso electoral de este año y acusó a sus adversarios de recibir apoyo del gobierno de Estados Unidos y de viajar a ese país “para pedir agresiones” contra el régimen sandinista.

Acusó al embajador estadounidense en Managua, Kevin Sullivan, de “andar de arriba abajo por todos lados vendiendo a su candidato, como que él fuera nicaragüense”, aunque no identificó a quién se refería.

”Él (Sullivan) no es nicaragüense, que se vaya a vender candidatos a Estados Unidos. Aquí que no se meta el embajador yanqui, cree que estamos todavía en los tiempos de la ocupación, pero Nicaragua merece respeto”, agregó Ortega.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.