Nicaragua rinde honores al héroe nacional Roberto Clemente

Tegucigalpa, 31 dic (EFE).- Nicaragua rindió este sábado honores al beisbolista puertorriqueño Roberto Clemente (1934-1972), declarado recientemente héroe nacional nicaragüense, con motivo del 50 aniversario de su fallecimiento.

Representantes del Gobierno de Nicaragua, Alcaldía de Managua, Instituto Nicaragüense de Deportes y federaciones de béisbol participaron en una jornada denominada "Una Flor para Roberto Clemente" en un estadio infantil, en la capital, que lleva el nombre de la fallecida estrella boricua y donde se le erigió una estatua.

"El gigante Roberto Clemente es la prueba fehaciente de cómo hay que amar al prójimo", declaró el vicealcalde de Managua y cronista deportivo, Enrique Armas, en el acto.

Recordó que Clemente demostró su amor al prójimo "enviando varios vuelos de ayuda a Nicaragua", luego de que Managua fuera devastada por un terremoto el 23 de diciembre de 1972.

"En este 50 aniversario del paso a la inmortalidad, le seguimos diciendo a Clemente: te queremos, te amamos, te recordamos y te homenajeamos", subrayó el vicealcalde de Managua.

Por su lado, la vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, destacó que hoy "es el 50 aniversario de la entrega por amor, y con amor, al pueblo de Nicaragua, de nuestro héroe nacional, hermano Roberto Clemente".

"No nos cansamos de hablar de ese heroísmo y de ese campeonato de humanidad. Roberto Clemente nos dejó ese legado, el deber de saber ser solidarios, oportunos, el saber ser hermanos, en todo momento, y de saber si es necesario dar la vida por amor", añadió.

El de hoy es el primer homenaje que recibe Clemente en Nicaragua después de que la Asamblea Nacional (Parlamento), de forma unánime, lo declarara héroe nacional el pasado día 6 de diciembre "por su humanismo y solidaridad".

El puertorriqueño es recordado en Nicaragua porque murió en un accidente aéreo el 31 de diciembre de 1972, intentando llevar ayuda desde su país para los damnificados del terremoto de magnitud 6,2 en la escala abierta de Richter que devastó Managua y cobró más de 10.000 vidas la noche del 23 de diciembre de ese año.

El avión en el que viajaba el primer latinoamericano en conectar 3.000 imparables en la Major League Baseball (MLB) y miembro del Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown, Nueva York, se precipitó al mar Caribe y su cuerpo jamás fue encontrado.

Meses antes de la tragedia Clemente participó en el Campeonato Mundial de Béisbol de 1972 en Nicaragua como dirigente de la selección de béisbol de Puerto Rico.

En 2011 el puertorriqueño fue declarado "Hijo Dilecto In Memoriam" en la ciudad de Masaya, en el Pacífico de Nicaragua, y en 2013 la Alcaldía de Managua inauguró un estadio infantil denominado Roberto Clemente.

Clemente fue el Jugador Mas Valioso del béisbol de las Grandes Ligas de Estados Unidos en 1966, ganador de 12 guantes de oro y 12 veces jugador estrella.

(c) Agencia EFE