Nicaragua reporta asesinato de 9 indígenas por “discordias”

·2  min de lectura

MANAGUA (AP) — La policía de Nicaragua reportó el miércoles el asesinato de nueve indígenas en el noreste del país hace dos semanas y atribuyó los hechos a “discordias” entre comunitarios, lo que contradice la versión de ambientalistas que habían denunciado una “masacre” cometida por presuntos invasores de tierras.

En una presentación ante medios de prensa oficiales, la Policía Nacional mostró a tres detenidos como supuestos autores de los asesinatos e indicó que otros 11 sospechosos están prófugos. También dijo que en el lugar encontraron armas de fuego y proyectiles.

Los hechos ocurrieron el 23 de agosto en la comunidad indígena de Kiwakumbaih, situada en la reserva ecológica de Bosawás, al noreste. Según comunitarios y líderes ambientalistas, la aldea fue atacada por “colonos”, como se conoce a los grupos de hombres armados de otras zonas del país que invaden y ocupan territorios autóctonos.

El comisionado Victoriano Ruiz, segundo jefe de Auxilio Judicial de la policía, dijo que las autoridades llegaron al lugar y encontraron nueve personas asesinadas a balazos y por armas blancas, entre ellas un adolescente. Añadió que los atacantes ultrajaron sexualmente a dos mujeres.

“Las víctimas se encontraban laborando en el punto de güiriseros (mineros artesanales) a donde se presentó un grupo de 11 a 14 delincuentes y motivados por discordias con los asesinados por la explotación de oro, los agredieron con armas de fuego causándoles la muerte y luego se dieron a la fuga”, dijo el jefe policial. Señaló que los tres capturados son habitantes de la zona y dos de ellos son hermanos de una las mujeres que sufrieron violencia sexual.

El ambientalista Amaru Ruiz, director de la ONG ecologista Fundación del Río, que reportó la masacre inicialmente, dijo vía Twitter que la versión policial tiene “inconsistencias”, pues no coinciden las cifras de víctimas y porque todos los detenidos son miembros de la comunidad y no “colonos”, como aseguran testigos. “El móvil no es claro ni habla de la invasión”, afirmó Ruiz. La policía “trata de minimizar los procesos de invasión en esos territorios para no asumir las responsabilidades del caso”, añadió.

En una nota de prensa emitida a inicios de este mes, dirigentes indígenas acusaron de cometer la masacre a una banda de 40 hombres armados denominada Kukalón y dirigida por un “colono” identificado como Isabel Meneses (Chabelo).

También el no gubernamental Centro de Asistencia Legal de Pueblos Indígenas (Calpi), que tiene representantes en la zona, aseguró que las víctimas eran personas de la etnia mayangna y que fueron “asesinadas y torturadas”.

Según el Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (CEJUDHCAN), al menos 49 indígenas fueron asesinados por los “colonos” desde enero pasado y centenares han sido desplazados violentamente de sus territorios autóctonos y se vieron obligados a buscar refugio en Honduras.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.