Nicaragua excarcela a 1.004 convictos, entre ellos varios “presos políticos”

Agencia EFE
·2  min de lectura

Managua, 18 dic (EFE).- El Gobierno de Nicaragua excarceló este viernes a 1.004 privados de libertad, como parte de una política del presidente Daniel Ortega hacia los delincuentes con condenas firmes, que en esta ocasión benefició a por lo menos tres “presos políticos”.

“Nos unimos a ustedes en esta felicidad que solo es posible con un Gobierno responsable como es el que preside el comandante Daniel Ortega”, dijo la viceministra de Gobernación, Karla Salinas, durante una ceremonia realizada en la sede central del Sistema Penitenciario Nacional, en la ciudad de Tipitapa, en el noroeste de Managua.

La vicepresidente Rosario Murillo, esposa de Ortega, afirmó que fueron beneficiados con la figura legal de “convivencia familiar” 933 varones y 71 mujeres.

Con dichas excarcelaciones el número de reos enviados a sus casas en lo que va de 2020 se elevó a 7.924, de los cuales 1.605 fueron beneficiados en el contexto de la mayor celebración sandinista, en honor de la revolución de 1979, otros 2.815 salieron con motivo del Día de las Madres, 1.700 en el marco de la Semana Santa, otros 800 por las fiestas patrias, más las 1.004 de este viernes.

Las excarcelaciones de reos comunes son criticadas en Nicaragua debido a los altos índices de violencia desatados en los últimos años, no obstante, en esta ocasión, los señalamientos fueron salpicados con mensajes positivos, por la excarcelación de al menos tres opositores.

Según la Comisión Permanente de Derechos Humanos y miembros del Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas, los opositores beneficiados fueron Juana Estela López Alemán, de 59 años, Justo Emilio Rodríguez López, de 67 años, y Margarito García, de 42 años.

López y Rodríguez, quienes llevaban cinco meses en prisión, fueron acusados de obstrucción de funciones agravadas, secuestro extorsivo, lesiones graves, daños agravados y robo. García, capturado en mayo pasado, fue condenado a cuatro años de prisión por los delitos de supresión, ocultación y destrucción de documentos.

Los llamados “presos políticos”, al igual que otros 120 que continúan en prisión, han sostenido su inocencia y mantienen que son víctimas de una campaña de Ortega para “silencia” a la oposición.

“La lucha se hizo y hoy estoy aquí, dándole gracias a Dios, tengo mi frente en alto, no he cometido ningún delito y no lo voy a cometer, más que decir: ¡Viva Nicaragua libre!, ¡viva la oposición y los luchadores por la democracia en Nicaragua!”, expresó García, en un vídeo compartido a periodistas.

Actualmente Nicaragua vive una profunda crisis política, que ha dejado cientos de muertos y más de 10.000 nicaragüenses en el exilio.

(c) Agencia EFE