En Nicaragua estigmatizan a los periodistas, dice ganador del premio Rey de España

·3  min de lectura

Managua, 3 jun (EFE).- El nicaragüense Octavio Enríquez, ganador del Premio Internacional de Periodismo Rey de España en la categoría de Periodismo Ambiental y Desarrollo Sostenible en 2014, alertó este jueves que se está estigmatizando a los periodistas que critican al Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega.

El también galardonado con el Premio Ortega y Gasset de 2011 afirmó esto al acudir al Ministerio Público, en calidad de testigo, por un caso de presunto lavado de dinero por el que se investiga a la opositora Cristiana Chamorro Barrios, hija de la exmandataria Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), y por el que se ha citado a más de una veintena de comunicadores.

"Si nosotros estuviéramos del lado del poder, nada de esto estaría ocurriendo, entonces es un desfile (de periodistas ante la Fiscalía) para estigmatizarnos, para intentar amedrentarlos, pues le tengo una mala noticia: se equivocan, no lo van a lograr", señaló Enríquez, que ganó el Rey de España con un reportaje sobre el tráfico ilegal de madera en Nicaragua titulado "Mafia del Granadillo".

Enríquez, que se define como "un contador de historias escritas", dijo a los periodistas que respondió preguntas de su relación con la ONG Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que cerró en febrero pasado y dirigió Chamorro Barrios, quien se encuentra bajo "arresto domiciliar" por orden de una jueza.

Explicó que su relación con esa ONG fue de servicio profesional en calidad de capacitador de periodistas jóvenes y "capacitar no es un delito".

INTENTAN CALLAR PRENSA INDEPENDIENTE

Enríquez dijo no entender la acusación que hace la Fiscalía a esa ONG sobre lavado de dinero, cuando el origen de la fuente provenía de la cooperación externa debidamente registrada y acreditada por el Ejecutivo nicaragüense.

"No le encuentro lógica a esa acusación", comentó el periodista, para quien el Gobierno, a través del Ministerio Público, cita a los comunicadores como "un intento de callar a la prensa independiente".

"Pero estoy seguro que no lo van a lograr porque el compromiso que tenemos con la ciudadanía es más fuerte", afirmó.

Enríquez, periodista desde el año 2000 y graduado en la jesuita Universidad Centroamericana (UCA), dijo que él está "comprometido con la población y no voy a callar".

"Voy a seguir haciendo mi trabajo. Nunca he sido estridente, no me gusta andar publicando cosas en las redes sociales, no soy muy dado de eso, pero sí me gusta hacer mi trabajo y soportarlo", anotó Enríquez, que se declaró "muy orgulloso del periodista que me he convertido".

"NOS TOCA ESCRIBIR LA CAÍDA DE ESTA DICTADURA"

El periodista, que ha obtenido galardones nacionales de prensa escrita como el premio "María José Bravo" y el premio "Pedro Joaquín Chamorro Cardenal", instó a sus colegas a no desfallecer, a seguir haciendo su trabajo, "que nos toca escribir la caída de esta dictadura".

"Cuando la oscuridad es más grande, es porque está pronto a salir el sol", indicó Enríquez, para quien "la mejor repuesta que podemos dar como reporteros es seguir fiscalizando al poder" y "redoblar esfuerzo para hacer buen periodismo".

Cinco extrabajadores y excolaboradores de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, entre ellos la corresponsal de la cadena hispana Univision en Nicaragua, María Lilly Delgado, son investigados por la Fiscalía.

Según el Ministerio de Gobernación, esa ONG, dedicada a la protección y promoción de la libertad de prensa y de expresión, "incumplió gravemente sus obligaciones ante el Ente Regulador, y del análisis de los Estados Financieros, período 2015-2019, se obtuvieron claros indicios de lavado de dinero", por lo que se "ha informado al Ministerio Público para (abrir) la investigación correspondiente".

Por ese caso, la Fiscalía ha llamado a declarar en calidad de testigos a una veintena de periodistas, y también al escritor, novelista y exvicepresidente de Nicaragua Sergio Ramírez Mercado.

(c) Agencia EFE