Nicaragua cita a clases presenciales a 1,7 millones de estudiantes

Agencia EFE
·2  min de lectura

Managua, 11 ene (EFE).- El Ministerio de Educación de Nicaragua informó este lunes que esperan que aproximadamente 1,7 millones de estudiantes acudan a las aulas de clases el 1 de febrero próximo, cuando está previsto el inicio del ciclo escolar 2021, mientras el gremio médico pidió prudencia debido a que la pandemia de la covid-19 continúa vigente.

Las autoridades educativas, que en 2020 mantuvieron las clases presenciales en medio de la pandemia, anunciaron los datos del regreso a las escuelas durante la conmemoración del aniversario 14 de la eliminación de la "autonomía escolar", que permitía que los padres de los estudiantes administraran los centros de estudios junto con el Estado, lo que desembocó en cobros en la educación pública.

En la víspera, la Asociación Médica de Nicaragua, un conglomerado de 37 organizaciones, expresaron su "preocupación porque existe en nuestro país una falsa sensación de que la pandemia de la covid-19 terminó en 2020", por lo que pidió a la población en general "ser más estrictos" para evitar contagios.

Hasta el martes pasado, las autoridades de Salud reportaban 6.097 casos confirmados y 166 fallecidos por la pandemia.

Por su parte, el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 de Nicaragua, una red de médicos y voluntarios de todo el país, registra 2.890 fallecidos por síntomas relacionados con la pandemia, incluyendo neumonía, así como 12.114 casos sospechosos.

"De acuerdo con reportes de nuestros colegas, la cifra de fallecidos por neumonía aumentó en los dos últimos meses de 2020, mientras que al iniciar este nuevo año se han presentado casos en algunas unidades de salud y barrio", advirtieron las asociaciones de médicos.

En 2020 al menos 44 maestros murieron con síntomas de covid-19, según la Unidad Sindical Magisterial.

Datos oficiales sobre el impacto de la pandemia en las escuelas no están disponibles en Nicaragua.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han mostrado su preocupación sobre Nicaragua por no haber suspendido las clases presenciales en medio de la pandemia en 2020, y apenas establecer restricciones.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se ha declarado en contra de la campaña "Quédate en casa" porque, a su juicio, destruiría la economía local, que se ha contraído desde 2018 y que es mayoritariamente informal.

(c) Agencia EFE