Nicaragua anula una donación de bienes de Taiwán a la Iglesia y los entrega a China

·3  min de lectura
En esta fotografía difundida por la Agencia de Noticias Xinhua de China, los representantes Laureano Ortega Murillo, hijo y asesor del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a la izquierda, y el vicecanciller de China, Ma Zhaoxu, muestran el comunicado suscrito en forma conjunta para la reanudación de las relaciones diplomáticas entre ambos países, durante un acto en la municipalidad de Tianjin, en el norte de China.
En esta fotografía difundida por la Agencia de Noticias Xinhua de China, los representantes Laureano Ortega Murillo, hijo y asesor del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a la izquierda, y el vicecanciller de China, Ma Zhaoxu, muestran el comunicado suscrito en forma conjunta para la reanudación de las relaciones diplomáticas entre ambos países, durante un acto en la municipalidad de Tianjin, en el norte de China.

MANAGUA.- El gobierno de Nicaragua ocupó en las últimas horas el edificio que albergó la embajada de Taiwán en Managua y anuló su donación y la de otros bienes destinados a la Iglesia Católica para entregárselos a China, país con el que el país reanudó sus relaciones a principios de diciembre.

“El reconocimiento de una sola China implica el inmediato registro de todos los bienes inmuebles, muebles, equipos y medios a favor del Estado reconocido, la República Popular China, con absoluta e irrestricta propiedad y dominio”, señaló el comunicado de la Procuraduría General de la República (PGR) publicado en el portal oficial El 19 Digital.

La decisión se dio a conocer luego de que un vocero de la Iglesia Católica revelara al medio local que el gobierno de Taiwán les había donado el citado edificio, situado en una zona lujosa de la capital.

07-11-2021 El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega
07-11-2021 El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega


07-11-2021 El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega

Ellos antes de irse donaron todos sus bienes, entre ellos estaba el edificio [de la embajada que] se lo ofrecieron a la Diócesis”, declaró el domingo al diario La Prensa el vicario, monseñor Carlos Avilés.

La PGR expuso que “de acuerdo a nuestra legislación, no caben transacciones, traslados o traspaso entre estas, supuestas donaciones, cuya intención solo evidencia la naturaleza ilegal y voraz, de quienes pretenden con maniobras y subterfugios, apropiarse de lo ajeno”.

Además, advirtió que “aquellas entidades que insistan en ilegítimos e ilegales reclamos, quedarán expuestas a los tribunales y acciones judiciales correspondientes”.

En un comunicado en su página web, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán no tardó en condenar “enérgicamente las acciones gravemente ilícitas del régimen de Ortega” al ordenar que su embajada en Nicaragua “se retirara dentro de dos semanas, lo que no corresponde con la práctica internacional y desconoce las disposiciones del derecho internacional”.

Taiwán calificó de “ocupación” la medida de las autoridades nicaragüenses y de “transferencia ilegal” a China de su propiedad destinada “a la Iglesia Católica”.

Quiebre con Taiwán

El régimen de Ortega rompió relaciones con Taipéi de forma sorpresiva el 9 de diciembre y al día siguiente las restableció con Beijing, con cuyo gobierno había mantenido un estrecho vínculo diplomático durante la primera administración sandinista (1979- 1990).

El argumento oficial fue que Managua reconoce la existencia de “una sola China” y destaca al gobierno de Xi Jinping como la única autoridad legítima, dando un plazo hasta el 23 de diciembre para la salida del personal diplomático taiwanés.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, asiste a la ceremonia de clausura de la XX Cumbre del ALBA, en el Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba, el martes 14 de diciembre de 2021
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, asiste a la ceremonia de clausura de la XX Cumbre del ALBA, en el Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba, el martes 14 de diciembre de 2021


El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, asiste a la ceremonia de clausura de la XX Cumbre del ALBA, en el Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba, el martes 14 de diciembre de 2021

La donación de Taiwán se produjo en un contexto de tensiones entre los religiosos y el gobierno del presidente Daniel Ortega, quien les acusa de haber intentado junto a opositores provocar un golpe de Estado en 2018 en medio de protestas callejeras contra su gobierno, con apoyo de Estados Unidos.

Además, la Iglesia Católica participó como mediadora en un diálogo que buscaba poner fin a la crisis política desatada tras esas protestas que fueron sofocadas por las autoridades con un saldo de 355 muertos y miles de exiliados, según la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CIDH).

Agencias AFP y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.