Nicaragüenses exiliados en Costa Rica celebran Navidad con esperanza

·2  min de lectura

San José, 24 dic (EFE).- Decenas de nicaragüenses exiliados en Costa Rica celebraron este viernes la Navidad con el objetivo de regresarle a los niños la ilusión de estas fiestas y con la esperanza de cambios a nivel político.

Un total de 20 agrupaciones de la oposición nicaragüense en Costa Rica y de la diáspora en Estados Unidos se unieron para el proyecto "Navidad para compartir", una iniciativa que recaudó fondos para brindar regalos a los menores y una canasta básica las familias.

"Le dimos un presente a 70 niños aquí en Costa Rica que vinieron de distintos lugares, son hijos de exiliados de la crisis sociopolítica del 2018 que tuvieron que salir con sus padres. Es algo pequeño porque según nuestros cálculos estimamos que solo en Costa Rica hay unos 10.000 niños exiliados", afirmó a Efe Noemi del Carmen Pavón, coordinadora de Acción Republicana Nicaragüense, uno de los movimientos participantes.

El proceso de recolección fue realizado principalmente en Estados Unidos gracias al grupo "Voces azules y blancos unidos en una sola voz", quienes crearon una campaña en la cual sumaron 1.840 dólares para la compra de los juguetes y los alimentos.

La actividad fue celebrada en el parque La Paz, ubicado en San José, como símbolo de democracia, paz y esperanza.

MENSAJE DE ESPERANZA

Para los nicaragüenses el mensaje de esperanza va más allá de las festividades e involucra también un llamado a la unidad como clave para desarrollar un proceso de conformación de nuevos líderes de la oposición nicaragüense, que es un trabajo "largo y difícil".

"Es un llamado de esperanza a que la verdadera oposición se logre consolidar y que la comunidad internacional reconozca a los líderes del pueblo que ahora están silenciados (...) Sabemos que el panorama es desalentador pero esperamos que el régimen se continúe deteriorando", afirmó Pavón.

La activista añadió que los asistentes a la actividad son "personas que lo perdieron todo por la crisis y salieron con lo que tenían, por eso el mensaje es seguir en resistencia y mantenernos en esta lucha hasta encontrar al hombre o la mujer que pueda ser el elemento unificador para sacar adelante a Nicaragua".

Históricamente Costa Rica ha recibido flujos de migrantes o exiliados nicaragüenses a raíz de conflictos armados, problemas económicos o crisis sociopolíticas como la que atraviesa el vecino país desde abril de 2018 con las protestas contra Daniel Ortega, y que prosiguió con el proceso electoral de noviembre pasado.

En Costa Rica, país de 5,1 millones de habitantes, viven cerca de 400.000 nicaragüenses, según datos oficiales, pero organizaciones no gubernamentales creen que esa cifra puede ser de hasta el doble.

Desde el estallido de las protestas contra Ortega en abril de 2018, el país ha recibido más de 100.000 solicitudes de refugio de nicaragüenses y hay otra cantidad no determinada de personas que se exilió sin pedir el estatus de refugiado.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.