Niños pedían ayuda mientras la policía esperaba afuera de la escuela en Uvalde, revela 911

·3  min de lectura

Un vídeo publicado recientemente parece mostrar a un operador del 911 alertando a las fuerzas del orden que los operadores de emergencia estaban recibiendo llamadas desesperadas de niños en edad escolar que informaban que su salón de clases estaba “lleno de víctimas”, luego de que un hombre armado abriera fuego dentro de la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas.

Aparentemente, una grabación de la llamada obtenida por ABC News, de un vídeo filmado fuera de la escuela, tuvo lugar a las 12:13pm el 24 de mayo, cuando los agentes ya habían rodeado el edificio y esperaban dentro de un pasillo, planteando más preguntas sobre la respuesta tardía de las fuerzas policiales, y si su inacción condujo a más derramamiento de sangre. Diecinueve niños y dos maestras murieron en la masacre.

“El niño está avisando que está en la habitación, llena de víctimas”, se puede escuchar al operador decir en el vídeo. “Lleno de víctimas en este momento … ¿Hay alguien dentro del edificio?”.

Los agentes de policía acudieron al lugar cuatro minutos después de que Salvador Ramos, de 18 años, entrara al edificio, aproximadamente a las 11:33 am. Pero los oficiales esperaron más de una hora para ingresar a la escuela, hasta poco después de la 1:00 pm, cuando un francotirador del equipo táctico de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos le disparó fatalmente al atacante.

Ramos se quedó solo dentro de la escuela durante aproximadamente 78 minutos mientras las fuerzas policiales rodeaban el edificio e impedían que los padres y los transeúntes ingresaran a la escuela mientras suplicaban a los oficiales que salvaran a sus hijos. En cierto momento, 19 oficiales esperaban dentro de un pasillo de la escuela.

El comandante del incidente creyó erróneamente que la masacre había pasado de un protocolo de “tirador activo” a uno de sujeto “atrincherado”, según las autoridades.

Steven C. McCraw, director y coronel del Departamento de Seguridad Pública de Texas, admitió que esperar para responder fue “una decisión equivocada, punto”.

“Cuando se trata de un tirador activo, no tienes que esperar por el equipo táctico”, concedió en la rueda de prensa del 27 de mayo. “Había muchos oficiales para hacer lo que había que hacer”.

El pistolero hizo más de 100 disparos después de ingresar a la escuela y caminar hacia dos salones de clases, los salones 111 y 112, conectados por un baño.

Poco después del mediodía, había hasta 19 oficiales en un pasillo cercano. Un estudiante en la habitación 112 llamó al 911. El mismo estudiante llamó a las 12:10 para informar que varias personas habían muerto, una vez más tres minutos después, y llamó de nuevo a las 12:16 pm para informar que ocho o nueve estudiantes estaban vivos, según McCraw.

Se pueden escuchar disparos en otra llamada al 911 hecha a las 12:21 pm.

No está claro si esa información se transmitió a los oficiales en el área.

“Esa pregunta será respondida”, prometió McCraw. “No voy a compartir la información que tenemos ahora … No tengo la entrevista detallada en este momento”.

El Departamento de Justicia de EE.UU. abrió una investigación sobre la respuesta policial, y el jefe de policía del distrito escolar de Uvalde, Pedro “Pete” Arredondo, el comandante del incidente durante el ataque, está bajo un escrutinio más intenso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.