Niños detenidos por autoridades de inmigración sufren "experiencia cruel"

Agencia EFE
·2  min de lectura

Washington, 30 nov (EFE News).- Los niños inmigrantes que llegan a Estados Unidos sin compañía de adultos y son detenidos por las autoridades de inmigración sufren "una experiencia inhumana y cruel", según un informe divulgado hoy por Americans for Immigrant Justice (AIJ).

El grupo de asistencia legal, sin fines de lucro y con sede en Miami preparó un documento de 70 páginas sobre la base de entrevistas en 2019 con casi 9.500 menores de edad, esto es 1 de cada 8 niños capturados y detenidos el año pasado por la agencia de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP).

Otros casi 3.000 niños que llegaron con sus padres a la frontera fueron separados y distribuidos en diferentes centros de detención durante 2018, en un programa que se inició sin anuncios y levantó protestas cuando salió a la luz pública.

En su segundo debate electoral con el candidato demócrata Joe Biden, el presidente Donald Trump afirmó que a los niños detenidos "se las da un cuidado muy bueno... están en instalaciones que son muy limpias".

Pero el informe de AIJ incluye testimonios de los menores detenidos, y fotografías que muestran el hacinamiento de hombres, mujeres y niños durmiendo en el piso, apretujados, o de pie.

Entre los entrevistados, según el informe, 895 dieron cuenta de abuso verbal por parte de agentes de CBP y 147 dijeron que habían sufrido abusos físicos.

"Por muchos años, miles de menores no acompañados han tomado la decisión difícil de huir de sus países con la esperanza de hallar seguridad y protección en Estados Unidos", escribió la autora del estudio, Jennifer Anzardo Valdés. "Muchos buscan protección del tráfico humano, la violencia de las pandillas en forma de asaltos, secuestros, extorsiones, violencia doméstica y abuso infantil".

Desafortunadamente, aunque muchos de estos menores de edad llegan buscando refugio, a menudo sufren una experiencia inhumana y cruel con el Gobierno de EE.UU. que conduce a más traumas", añadió.

En 2019, cuando llegó a la frontera de EE.UU. con México un éxodo de cientos de miles de personas, en su mayoría centroamericanos, "las condiciones en los sitios de retención en la frontera eran pésimas", sostuvo el informe. "Niños, incluidos bebés, fueron mantenidos en condiciones deplorables e insalubres".

De acuerdo con AIJ hubo niños que permanecieron detenidos "en condiciones horribles" más allá de las 72 horas permitidas bajo la ley estadounidense.

Los niños entrevistados describieron la permanencia en salas con temperaturas muy bajas, en las cuales tenían que dormir en el suelo y se les daba comida helada, con poco o ningún acceso al cuidado médico.

"Muy a menudo estuvieron sujetos al abuso emocional, verbal y físico de los agentes de CBP", continuó el informe.

(c) Agencia EFE