Niño de 7 años muere después de ser infectado por una ameba comecerebros extremadamente rara

·2  min de lectura

En Red Bluff, California, un niño de 7 años murió de meningoencefalitis amebiana primaria, una rara infección del cerebro.

El niño, llamado David Pruitt, se infectó por primera vez con Naegleria Fowleri, también conocida como “ameba comecerebros”, mientras nadaba en un lago del norte de California.

La Agencia de Servicios de Salud del Condado de Tehama emitió un comunicado el 4 de agosto en el que afirmaba que el niño probablemente se infectó mientras nadaba en un lago de agua dulce del Condado de Tehama. Pero el comunicado no especificaba en qué lago había nadado. Finalmente murió el 7 de agosto.

La Naegleria Fowleri es un parásito extremadamente raro. Sólo se han registrado 10 casos en California desde 1971, según el comunicado.

El parásito suele encontrarse en masas de agua dulce cálida, como lagos, ríos y aguas termales. La infección suele producirse cuando las personas se bañan y, dentro del agua contaminada, la Naegleria Fowleri entra por la nariz y viaja hasta el cerebro. Sin embargo, una persona no puede infectarse al tragar agua contaminada. Una vez que el parásito está en el cerebro, destruye el tejido cerebral.

Una vez infectada con la ameba comecerebros, las posibilidades de supervivencia son bajas. Con una tasa de mortalidad superior al 97%, sólo cuatro de 148 personas han sobrevivido desde 1962 hasta 2019 en Estados Unidos.

Crystal Hayley, tía de David, dijo en una página de recaudación de fondos que fue llevado de urgencia al hospital el 30 de julio y luego trasladado al Centro Médico UC Davis. Estaba con soporte vital debido a una grave inflamación cerebral.

Haley dijo a Associated Press que los padres del niño “quieren que la gente sea consciente de esta ameba y de los signos de la enfermedad”.

Leer más: Madre pide cubrebocas en las escuelas después de que su hija contrajera COVID

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los primeros síntomas de la PAM comienzan unos cinco días después de la infección, e incluyen dolor de cabeza, fiebre, náuseas o vómitos. A medida que la infección avanza, los síntomas pueden intensificarse hasta llegar a la rigidez de cuello, confusión, falta de atención a las personas y al entorno, pérdida de equilibrio, convulsiones y alucinaciones.

Relacionados

Clima de Texas: el miedo a los parásitos en el suministro de agua revivió tras daños por la tormenta invernal

Muestras de agua tomadas a inicio del año no arrojaron presencia de la ameba ‘come cerebros’ de Texas

Tomará 60 días purificar el agua y deshacerse de la ameba que cobró la vida de un niño en Texas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.