Niña violada en Bolivia fue sometida a un parto prematuro, denuncian sus abogados

·3  min de lectura

La Paz, 6 nov (EFE).- Los abogados de la madre de la menor de 11 años que fue violada por su abuelastro y resultó embarazada en Bolivia denunciaron que la menor fue sometida a un parto prematuro, informaron este sábado medios locales.

La niña de 11 años, que quedó embarazada tras ser abusada sexualmente por su abuelastro, se encontraba desde hace varios días en una casa de acogida de la Iglesia católica, desde donde fue trasladada a un hospital en la ciudad de Santa Cruz, donde según la denuncia, fue sometida a una cirugía.

"Qué necesidad tenían las autoridades del Estado de apurar el parto, ellos serán responsables si pasa algo peor con esa criatura", afirmó el abogado Néstor Higa, según citaron medios locales.

La defensa señaló que la Defensoría del Pueblo coordinó el traslado de la niña al hospital y denunciaron que separaron a la madre de la niña lo que calificaron como una "persecución feroz" por parte de las autoridades.

La Defensoría del Pueblo ya había interpuesto una denuncia en contra de la iglesia, funcionarios del hospital y de las defensorías municipales de niñez y adolescencia de Yapacaní y Santa Cruz y posteriormente el Tribunal Departamental de Justicia de La Paz le concedió a esta institución la tutela sobre la niña para su valoración médica.

Asimismo, el Ministerio de Salud conformó un equipo de diez especialistas entre psicólogos, ginecólogos, psiquiatras, entre otros, para que realizaran una valoración "estrictamente técnica" de la salud de la niña que ya tenía unas 23 semanas de embarazo.

Por el momento las autoridades no se han pronunciado sobre el estado de salud de la menor ni sobre el procedimiento al que fue sometida.

El caso de la niña de 11 años se conoció hace un par de semanas y causó conmoción y un nuevo debate en Bolivia entre quienes defendían el derecho de la menor a interrumpir la gestación y quienes rechazaban esta posibilidad.

En un principio se supo que la madre de la niña abusada había accedido a que a la menor se realizara un aborto, sin embargo, luego de ser contactada por una organización perteneciente a la Iglesia católica la mujer desistió de que se le interrumpa el embarazo a la menor.

La niña vivía en el municipio de Yapacaní, en la región oriental de Santa Cruz, bajo el cuidado de su abuelastro de 61 años, quien está detenido, ya que sus padres viajaban constantemente por motivos de trabajo.

Esta semana la propia madre de la niña denunció que no se le permitía visitar a su hija en la casa de acogida de la Iglesia católica en la que estaba.

Este polémico caso llegó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que instó a Bolivia a proteger a las niñas de embarazos forzados, misma instancia a la que había acudido la madre de la menor para pedir medidas cautelares y que se evitara la interrupción de la gestación de su hija de 11 años.

Por su parte, ONU Bolivia señaló que someter a una niña a un embarazo forzado está "calificado como tortura" e instó a las autoridades a intensificar los esfuerzos para la protección de los derechos de las niñas víctimas de violencia sexual.

En Bolivia el aborto es considerado un delito pero según las leyes tiene excepciones cuando de por medio hubo una agresión sexual, existe una malformación congénita o la vida de la madre está en peligro.

Según datos de la Casa de la Mujer, en 2020 se registraron 39.999 embarazos de menores de 18 años, lo que supone que 104 niñas se embarazan por día en Bolivia, de las cuales 6 son menores de 13 años.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.