Niña pequeña entre cinco muertos en colisión de lancha procedente de EEUU y Guardia Costera de Cuba

U.S. Coast Guard

Una niña pequeña se encuentra entre las cinco personas que murieron después de que una lancha rápida que transportaba cubanos que intentaban llegar a Estados Unidos colisionó con un barco de la Guardia Costera cubana que intentaba detenerlos y se volcó, dijeron las autoridades cubanas.

En un comunicado de prensa, el Ministerio del Interior, o MININT, la agencia que supervisa a la Guardia Costera, dijo que la colisión ocurrió cuando la embarcación del gobierno estaba “identificando” la embarcación que transportaba a los migrantes. Un hombre, tres mujeres y una menor murieron y 23 personas fueron rescatadas, dijo el MININT.

El comunicado, publicado el sábado, señala que la embarcación se hundió al norte de Bahía Honda, localidad costera al oeste de La Habana, pero no menciona cuándo ocurrieron los hechos. Agrega que la lancha partió de territorio estadounidense, violó aguas territoriales cubanas y era parte de una operación de tráfico de personas. El MININT también culpó al gobierno de Estados Unidos por el incidente.

“Un nuevo suceso con desenlace fatal ocurre como consecuencia de la política hostil y cruel del gobierno de los Estados Unidos contra Cuba que tolera y estimula las salidas ilegales desde Cuba al permitir la permanencia en su territorio de migrantes irregulares”, señala el comunicado.

La declaración culpa específicamente a la Ley de Ajuste Cubano —una ley de 1966 que permite que la mayoría de los inmigrantes cubanos a los que se les permite permanecer en el país obtengan una tarjeta verde rápidamente— de alentar la migración ilegal. La eliminación de esta ley ha sido, durante años, un objetivo de la política exterior del gobierno cubano.

“De esa manera el Gobierno estadounidense no contribuye a garantizar una emigración segura, ordenada y regular, a la vez que intenta crear situaciones de desestabilización social”, dijo el MININT.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba se hizo eco de las acusaciones y tuiteó que el gobierno de Estados Unidos tiene una “responsabilidad ineludible... en el estímulo a la emigración irregular desde Cuba y el tráfico de personas”.

“La aceptación de quienes arriban, la ley de ajuste y el bloqueo económico incentivan la migración irregular y alimentan a quienes lucran con el tráfico tiene una responsabilidad innegable en el fomento de la migración irregular desde Cuba y el contrabando de personas,” agregó el ministro Bruno Rodríguez.

La “admisión de los que triunfan en la tentativa; la Ley de Ajuste Cubano y el bloqueo económico incitan a la migración irregular y apuntalan a quienes lucran con el tráfico de personas”, agregó el ministro.

La embajada de Estados Unidos en La Habana se refirió al hecho como un accidente en un tuit en español enviando condolencias a las familias.

“Estados Unidos envía nuestras condolencias a las familias de los cubanos que fallecieron hoy en un accidente al norte de Bahía Honda,” dijo la embajada. “Mientras ampliamos las vías seguras y legales de migración, advertimos que no se intente una migración irregular peligrosa y a veces fatal”.

Pero activistas y críticos del gobierno dijeron que el incidente no fue un accidente sino un asesinato, estableciendo un paralelo con el destino de 41 cubanos, incluidos 10 niños, que se ahogaron en julio de 1994 cuando dos embarcaciones gubernamentales maniobraron para hundir el bote que transportaba a los migrantes, según los testimonios de los sobrevivientes.

Con varios años de diferencia, los dos incidentes ocurrieron durante un éxodo masivo de cubanos que intentaban llegar a Estados Unidos en busca de mejores condiciones económicas y libertades políticas. Los dos gobiernos han entablado conversaciones para discutir la actual crisis migratoria. En septiembre, funcionarios de la Guardia Costera de Cuba se reunieron con sus homólogos estadounidenses en La Habana para discutir cómo mejorar la “cooperación para combatir la migración ilegal y el tráfico de drogas y realizar operaciones de búsqueda y rescate”, según informó la embajada de Estados Unidos en La Habana.

Los activistas se apresuraron a señalar que la Guardia Costera de Estados Unidos ha interceptado y devuelto a Cuba de forma segura a 6,182 inmigrantes cubanos en el año fiscal 2022 sin pérdida de vidas durante esas interacciones. La Costa estadounidense ya ha devuelto en octubre a 1,105 cubanos.