NFC Oeste: Campeones Rams y 49ers marcan el paso

·3  min de lectura
Matthew Stafford, quarterback de los Rams de Los Ángeles, lanza un pase en un práctica, el sábado 6 de agosto de 2022, en Irvine, California (AP Foto/Ashley Landis) (ASSOCIATED PRESS)

SANTA CLARA, California (AP) — La brecha entre los Rams de Los Ángeles, los campeones del Super Bowl, y sus rivales 49ers de San Francisco no pudo ser más ajustada la pasada temporada.

Un pase interceptado que se dejó caer, un fallido intento por un mínimo avance y la ejecución perfecta de una ofensiva que selló la victoria marcó la diferencia para que los Rams acudieran al partido por el título y mandar a los 49ers de vacaciones tras dejar escapar su oportunidad.

Los 49ers quieren revertir ese desenlace esta campaña, y lo primero será tumbar a los Rams en el Oeste de la NFC.

La división que ha aportado el campeón de la conferencia en tres de las cuatro últimas temporadas repite con los mismos aspirantes en 2022. Los Rams están ávidos de revalidar su corona. Los Niners confían que el cambio de quarterback, de Jimmy Garoppolo a Trey Lance, catapulte a unos de los planteles más completos de la liga a la cima.

“Cuando te quedas tan cerca de estar en la máxima cita, cuesta ponerle paños fríos a tus expectativas al año siguiente, especialemte cuando consideras que el equipo es superior", dijo el estelar tackle izquierdo Trent Williams.

Los Rams también se ven igual de fuertes, aunque enfatizan que su consagración del año pasado no incidirá en los resultados que buscan este año.

Pero con el entrenador en jefe Sean McVay atado con una extensión y un plantel con figuras como Matthew Stafford y Cooper Kupp en la ofensiva, y Aaron Donald y Jalen Ramsey en la defensiva, Los Ángeles vuelve con todo para seguir dando pelea en la NFC.

“Lo año pasado no significa que cualquier cosa será automática este año”, dijo Stafford. “Hay que ganárselo".

Aunque retuvieron a casi todas sus figuras, los Rams perdieron al linebacker Von Viller al firmar como agente libre con Buffalo. Además, el receptor Odell Beckham Jr. seguía sin contrato mientras se recupera de una lesión en la rodilla que sufrió en el Super Bowl y el tackle izquierdo Andrew Whitworth se retiro.

Los Niners también regresan casi intactos, con Williams, Deebo Samuel y George Kittle como referentes ofensivos y Nick Bosa y Fred Warner al frente de una de las mejores defensas de la liga. Ello debe facilitarle el trabajo a Lance, con apenas tres juegos en la competición universitaria y profesional las últimas dos temporadas.

Las posibilidades de los otros dos equipos no son tan prometedoras.

Arizona lideró la división durante buen parte de la pasada temporada hasta que se derrumbaron en la recta final, siguiendo con una desastrosa actuación ante los Rams en los playoffs que dejó dudas que aún persisten. Kyler Murray logró la extensión de contrato que tanto quería, pero ahora le toca a él y los Cardinals parar la tendencia de colapsar en la segunda mitad de la campaña.

Seattle, en cambio, es un equipo en transición tras una década como los primeros en la conferencia, luego de traspasar al quarterback Russell Wilson.

PRONÓSTICO DE POSICIONES:

Rams, 49ers, Cardinals, Seahawks.