Un alivio para Newell’s: se impuso a Palestino en Chile por la Copa Sudamericana y frenó una seguidilla de tres caídas

Pablo Casazza
·4  min de lectura
Germán Burgos vivió un alivio tras el duró 0-3 a manos de Rosario Central; Newell's venció en Chile.
Fotobaires

Un desahogo para Newell’s. Minúsculo, pero desahogo al fin. Después de una semana negra, el equipo rosarino volvió a ganar. Un escueto 1-0 en Chile contra Palestino, por el grupo F de la Copa Sudamericana, puso fin a una serie de tres derrotas, dolorosas. Primero, ante Gimnasia en La Plata en un pésimo partido. Luego, frente a Libertad, de Paraguay, como local, por 3 a 1 sin atenuantes. Y por último, el domingo, la caída estrepitosa en el clásico con Rosario Central por 3 a 0. Un golpe que puso en jaque el proceso del entrenador Germán Burgos, y que hizo tambalear la frágil vida institucional del club del Parque, que estaba en pleno proceso electoral y suspendió la votación por las restricciones sanitarias en Rosario.

Apenas 50 horas después de la derrota en el clásico llegó la victoria. Se hizo esperar hasta los 47 minutos del segundo tiempo, sí, pero apareció. Alexis Rodríguez, con un gol de buena factura, frenó la caída rojinegra. El partido en líneas generales fue regular, pero a la vez es cierto que la producción Newell’s en la mitad final fue aceptable. Digna de un “aprobado”, una calificación que el proceso de Burgos pocas veces alcanzó.

El tanto de Alexis Rodríguez

Este triunfo reacomoda al cuadro rosarino en la zona que integran también Libertad y Goianense, equipos que se han mostrado ciertamente superiores. Será otra cuesta empinada para Newell’s, y las dudas en el juego siguen superando a las certezas.

El primer tiempo no pasó de mediocre porque Palestino no supo construir juego y Newell’s estuvo tirado en la cancha casi como en un juego de dados. Ambos dejaron en claro que su nivel de fútbol está lejos de ser el mejor. Casi en un calco de sus andares en sus respectivas competencias nacionales. El local encontró por el sector izquierdo un callejón que no terminó de explotar por propias falencias, ya que tanto Luciano Cingolani y Manuel Llano tuvieron una noche baja y se vieron superados. Sin embargo, el arquero Alan Aguerre no pasó demasiados riesgos.

Empate en Brasil. Con Sosa como héroe, Independiente igualó contra Bahía

El conjunto argentino se acercó al arco por un vía que conoce bien, el juego aéreo. Un cabezazo de Yonathan Cabral que resolvió Christopher Toselli y un anticipo del juvenil Milton Leyendeker, cuyo remate salió cerca, fueron las llegadas más claras. Burgos dejó aislado a Ignacio Scocco, que perdió toda la noche contra la defensa de Palestino. El período inicial tuvo como protagonistas la confusión y las imprecisiones. Y el ex delantero de River terminó frustrado y fue reemplazado.

Los ingresos de Alexis y Maximiliano Rodríguez, en el inicio de la mitad final, le dieron a Newell’s un impulso y una energía que hasta ese momento eran inexistentes. El equipo se volcó al ataque y merodeó los pagos de Toselli. Maxi, mejor rodeado que Scocco, hizo lo que más sabe hacer: tocar y jugar de primera. Y los rojinegros mostraron otra cara.

Compacto de Palestino 0 vs. Newell’s 1

La figura más destacada del visitante fue Justo Giani, que tuvo un gran despliegue, pidió siempre la pelota y fue un socio para Maxi Rodríguez. El equipo, mejor acomodado, tuvo otra intensidad. Palestino fue apagándose con el correr de los minutos. Las intenciones chocaron con sus limitaciones y el local no logró llevar peligro serio a Aguerre más que en un par de ocasiones, como un cabezazo de Bruno Romo. El equipo chileno hizo méritos suficientes para la victoria.

Newell’s se mostró más entero y más sereno en el final, una buena señal que puede capitalizar en los partidos venideros. Empujó, fue, no se rindió. Y sobre el final tuvo premio. Cristian Lema cortó en su área y acometió una corajeada; rompió el molde y sacó una ventaja en el ataque ante una defensa desesperada que no llegó a cubrir con orden. La pelota pasó por Maxi Rodríguez y cayó en los pies del juvenil Ramiro Sordo, que centró para que Alexis Rodríguez, en el área y con el empeine, ubicara el balón lejos del arquero Toselli.

Gabriel Deck asombra: se lució en otra derrota de Oklahoma City Thunder y ya tiene algunos números mejores que los de Campazzo en la NBA

Una caricia se lleva a Rosario el equipo del Parque Independencia, que sigue irregular y cuyo entrenador parece no encontrar rendimientos ni el esquema táctico. Pero el fútbol cambia todo el tiempo, y tal vez Burgos se haya llevado de Chile algo más que una simple victoria.